COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Pedir cualquier cosa de Alibaba o Aliexpress es a menudo una apuesta no siempre segura, porque no sabes exactamente lo que vas a recibir o incluso cuando lo vas a recibir. Imagina la sensación que tienes cuando pides un coche eléctrico que cuesta menos de 1.000 dólares y descubres que en realidad es mucho mejor de lo que esperabas – realmente hace que los coches de los fabricantes de automóviles tradicionales parezcan sobrevalorados y demasiado complicados.

Jason Torchinsky de Jalopnik compró lo que viene a ser el nuevo vehículo eléctrico más barato del mundo, completamente funcional, a un fabricante chino llamado Changli por sólo 930 dólares (1.200 dólares con el paquete de baterías incluido). Claro, si sumamos los gastos de envío, el precio por la entrega en su casa en los EE.UU. se disparó a casi 3.000 dólares, pero incluso a ese precio no parece el peor negocio del mundo.

Volkswagen y Ford se unen en el desarrollo de inteligencia artificial

Honda y GM se unen para construir dos nuevos vehículos eléctricos

Amazon irrumpe en el mercado de los vehículos autónomos

Jason hizo varios videos sobre el Changli EV y descubrió que en realidad es bastante usable. Para algo que cuesta tan poco, tiene todas las características que esperarías de un vehículo moderno – incluso tiene una cámara de seguridad, lo creas o no.

Obviamente no es perfecto y el nivel de ingeniería que hay detrás de él es cuestionable. En primer lugar, es muy lento (con 1,1 caballos, apenas tiene suficiente potencia para subir una pendiente moderada) y dinámico (es superestrecho, alto y tiene ruedas muy pequeñas), pero al menos el velocímetro es extremadamente optimista, por lo que al menos intenta imitar el ir más rápido de lo que realmente puede llegar a ser.

Seguramente no es un vehículo muy seguro en caso de un accidente, particularmente con un SUV. Como no es un coche en la gran dimensión de su concepto, no tiene que pasar por los rigores de las pruebas de seguridad en caso de accidente, así que si algo se estrella contra él, a sus pasajeros no les iría nada bien.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO