COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La pandemia del COVID-19, que obligó a realizar un aislamiento social obligatorio en la mayoría de los países del mundo para mitigar los efectos del coronavirus en la población, dejó a las empresas ante el desafío de un nuevo escenario para realizar sus tareas. Julieta Biagioni, Responsable de Prensa y Comunicación de Ualá, brindó una entrevista a TyN Magazine para analizar cómo ha impactado la situación en la industria fintech y cuáles serán las novedades de la empresa para 2020, luego de haber emitido 2 millones de tarjetas.

Ya tienen presencia en todas las provincias argentinas, ¿están pensando en expandirse fuera del país?

Si bien preferimos no hablar de proyectos futuros, tenemos planes muy ambiciosos para este año con foco 100% en Argentina, donde seguimos trabajando para incluir a más personas en el sistema financiero y desarrollando un producto aún más robusto para nuestros usuarios. Tenemos 2 millones de tarjetas emitidas en un país de 44 millones de habitantes en donde casi la mitad de la población adulta nunca tuvo acceso a una entidad financiera. La oportunidad de seguir impulsando nuestro crecimiento a nivel nacional es infinita.

Luego de habilitar varias funciones nuevas el año pasado, ¿cuáles serán las novedades para 2020?

Como decimos siempre, lo mejor está por venir. Tenemos planes relacionados con nuevos productos y con mejoras en las funcionalidades ya existentes y seguimos atentos a los pedidos de nuestros usuarios para brindarles el mejor producto para el manejo de sus finanzas personales.

¿De qué manera cree que afectará la pandemia a la industria fintech a corto y mediano plazo?

Si bien la digitalización de las finanzas es una tendencia mundial hace tiempo, esta pandemia hizo que ciertos cambios de hábitos que podrían haber tardado años se hicieran en solo días. La Organización Mundial de la Salud (OMS) desalentó el uso del efectivo y en ese sentido las fintech somos un aliado clave para las personas porque no tenemos barreras de acceso más que un celular y acceso a internet. En este último tiempo muchas personas y PyMEs se vieron obligadas a volcarse a los medios digitales para adaptarse al contexto. Creemos que esta conducta seguirá creciendo y vemos que a medida que la población experimenta la comodidad del uso de medios digitales, logra realizar cambios de hábitos en el manejo diario de su vida financiera. Un ejemplo de esto es el pago de servicios a través de Ualá en donde con solo escanear el código de barras de la factura ya se resuelve una necesidad sin tener que hacerlo de forma presencial, con un horario limitado, haciendo largas filas y teniendo que usar efectivo.

¿Crees que la pandemia acelerará la bancarización de Argentina?

Estamos convencidos que el futuro no son los turnos en los bancos y el COVID-19 puso en evidencia lo atrasados que estamos en ese sentido. La mitad de los argentinos no tiene acceso a una cuenta bancaria, por eso desde Ualá trabajamos en pos de la inclusión financiera para que cada vez más personas tengan acceso a una cuenta virtual que los permita estar conectados con todo el sistema financiero de forma gratuita y sencilla, proponiendo un mundo de servicios digitales sin horarios y sin sucursales. Como país necesitamos que exista un ecosistema que permita que las personas puedan elegir y no estén condenadas al uso de efectivo que es caro para el Estado, ineficiente e inseguro.

¿Cómo impactó en sus operaciones diarias? ¿Cómo se está adaptando la compañía a esta situación?

Desde que se declaró la cuarentena vimos una gran demanda de nuevas cuentas de Ualá y mayor uso de funcionalidades dentro de la app. De hecho, hace poco anunciamos los 2 millones de tarjetas emitidas en el país. El pago de facturas a través de la app creció exponencialmente y lo mismo ocurrió con las transferencias bancarias a través de CVU. También observamos un aumento significativo en el AUM (Asset Under Management), es decir, los saldos invertidos en el fondo común de inversión (FCI) disponible en Ualá y administrado por el Grupo SBS. Creemos que este creciente interés en Ualá se debe a que los usuarios valoran la posibilidad de poder gestionar sus finanzas desde su teléfono, estén donde estén, las 24 horas. En cuanto a nuestro funcionamiento interno, si bien fue un gran desafío el poder adaptarnos, lo hicimos con mucho éxito. Se implementó el home office para todo el staff una semana antes de declararse la cuarentena obligatoria, ya somos más de 330 colaboradores y esperamos cerrar este año siendo 600. En los últimos meses sumamos de forma remota a más de 55 personas y contamos con 60 búsquedas abiertas.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO