COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La Internet de las Cosas promete una gran cantidad de beneficios en cuanto a la comodidad y automatización del hogar, entre otras funciones. Pero según el Departamento de Inteligencia de los Estados Unidos, la nueva tendencia también puede ser utilizada para el espionaje.

En el reporte “Evaluación de las Amenazas Globales de la Comunidad Estadounidense de Inteligencia (“Worldwide Threat Assessment of the U.S. Intelligence Community”), James Clapper, titular del organismo, calificó a IoT como una de las principales amenazas globales que el mundo enfrentará.

Clapper, además, aseguró que los dispositivos conectados proveerán a los hackers de más oportunidades para obtener información sensible de los usuarios. Pero el informe también reconoce que el gobierno estadounidense utilizará tales oportunidades para su propio sistema de vigilancia y seguimiento de actividades, aunque no indicó qué agencias gubernamentales se ocuparán de ello.

En el apartado dedicado a Internet y Tecnología, el reporte enumera algunos países que no posee restricciones en sus operaciones cibernéticas, como China, Rusia, Irán y Corea del Norte como principales amenazas. “Rusia y China continúan teniendo los ciberprogramas más sofisticados”, apuntó Clapper. Pero también mostró su preocupación por entes no estatales que desarrollan actividades cibernéticas, como el Estado Islámico o ISIS.

La preocupación por las amenazas cibernéticas tiene su paralelo en el presupuesto sugerido por el presidente Obama para el ejercicio fiscal de 2017. La seguridad informática tiene asignados 19.000 millones de dólares, lo que supone un incremento de 5.000 millones o 28,6 por ciento. La encriptación de los datos surge como una de las principales formas de evitar intrusiones y robo de información.

Fuente: TechCrunch

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO