COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(México)  El presidente Enrique Peña Nieto presentó hoy en el Museo Tecnológico la iniciativa de reforma en materia de telecomunicaciones junto a el consejo rector del Pacto por México

"Mediatelecom saluda y recibe con buenos ojos la reforma. La definición de la radiodifusión y las telecomunicaciones como servicio público es absolutamente pertinente. En un documento previo, habíamos señalado que la banda ancha debía considerase como servicio público, como una necesidad colectiva y como factor de desarrollo nacional, es decir, como ocurre con otras necesidades y servicios básicos como la alimentación, el agua, la energía y ahora la conectividad de banda ancha", señaló Jorge Fernando Negrete P., director General de Mediatelecom Policy & Law al ser consultado acerca del anuncio realizado por el gobierno en materia de telecomunciaciones.

El Consultor destacó varios puntos del anuncio de hoy, y compartió con nuestro medio los siguientes cambios: 

-Incluir el acceso a las tecnologías de la información y las comunicaciones, así como el servicio público de radiodifusión y telecomunicaciones en el artículo sexto constitucional es lo correcto, porque serán cobijados bajo el derecho a la información, que debe ser garantizado por el Estado. Además,  queda claro que el servicio público de banda ancha garantiza su libre circulación a través de todas las redes.

-Los conceptos doctrinales de servicio público, inclusión digital, Sociedad de la Información y el Conocimiento, servicio universal y convergencia son el fundamento básico de cualquier legislación en la materia. Haberlos incluido en la redacción final otorga fortaleza jurídica a la reforma, porque tanto autoridades como concesionarios deberán regirse bajo criterios de servicio público; a su vez, los usuarios adquieren derechos constitucionales al libre acceso a información veraz, plural y oportuna.

-En materia de rectoría económica del Estado, los poderes soberanos del país decidieron limitar las atribuciones del Ejecutivo Federal en el otorgamiento de concesiones y crear un Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) autónomo, el cual será el encargado de licitar, otorgar y revocar las concesiones. Se trata de una reforma que acota el poder del Presidente para delegarlo en un organismo con autonomía técnica y de gestión. El espectro radioeléctrico seguirá siendo propiedad de la nación, pero su administración y concesionamiento quedarán en manos del nuevo Ifetel. 

-Es un acierto que, si el espectro radioeléctrico pertenece a la nación, ahora la reforma contemple usos comerciales, públicos, sociales y privados. De esta manera, se moderniza el régimen de concesiones y se reconoce la importancia que para el país tiene la radiodifusión pública y de uso social como la comunitaria e indigenista para garantizar la pluralidad y diversidad de la realidad nacional. Se trata de más concesiones para que más mexicanos ejerzan su derecho a la información.

-Una gran noticia es la concesión única de radiodifusión y telecomunicaciones para que los concesionarios presten servicios convergentes a través del espectro que exploten o las redes que tengan desplegadas. Este nuevo ordenamiento sepulta regulaciones obsoletas y discriminatorias de los derechos de los usuarios como el Acuerdo de Convergencia de 2006 o el Convenio Marco de Interconexión que sólo beneficiaron a los operadores de servicios de video y audio restringidos (cableros).

Los operadores no estarán exentos de pagar una contraprestación al Estado por la provisión de servicios adicionales de telecomunicaciones y es una regulación que permitirá reducir costos tanto a los operadores como a los consumidores, comentó Negrete.

De acuerdo a lo informado, en un plazo máximo de cuatro meses después de la integración del Ifetel deberá lanzarse la convocatoria para agrupar frecuencias y licitar dos cadenas de televisión abierta con cobertura nacional. Con ello se descarta la pretensión de la actual Cofetel de sólo licitar cadenas regionales de TV. La instrucción es clara en el sentido de crear una auténtica competencia a Televisa y TV Azteca a nivel nacional.

Ambas televisoras estarán impedidas de participar en la licitación de nuevas frecuencias de televisión porque tienen más de 12 MHz de espectro (dos canales de televisión). De esta manera se asegura que sean otros los jugadores que ingresen a la televisión. Sobre todo porque la reforma permite 49 por ciento de inversión extranjera directa en radiodifusión y de 100 por ciento en telecomunicaciones. 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO