Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI y Martín Guzmán, ministro de economía de Argentina
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró sus proyecciones para la economía global pero advirtió que todavía se pueden producir “reveses”. El organismo multilateral espera que el producto bruto se contraiga 4,4% durante el año en curso, según informó hoy en Washington al dar a conocer sus Perspectivas de la economía mundial (WEO).

En cuanto a la Argentina, calcula un retroceso de 11,8% en la actividad para este año y una recuperación de 4,9% para el próximo.

Ver más: FMI prevé una recesión global más profunda de lo esperado

“En el caso de Argentina, las variables fiscales y de inflación están excluidas de la publicación para 2021-25 y 2020-25, respectivamente, ya que están relacionadas en gran medida con las negociaciones del programa aún pendientes”, explicó el organismo este martes.

Estas estimaciones van en línea con las que el Gobierno incluyó en el proyecto de Presupuesto 2021 que se discute en el Congreso: que este año la economía sufrirá una caída de 12,1% y que el año próximo el rebote implicará un aumento del PBI de 5,5%.

Otras variables que el FMI actualizó para la Argentina fueron las proyecciones de desempleo y de cuenta corriente. El organismo dirigido por Kristalina Georgieva estima que la desocupación terminará afectando en 2020 a un 17,3% de los argentinos para achicarse un poco en 2021 hasta el 15,8%.

Para la cuenta corriente prevé que habrá un superávit equivalente a 0,7% del PBI este año y de 1,2% del producto en 2021.

Ver más: El FMI anticipa una ola de quiebras de bancos

La región

Según el WEO, la Argentina será el país con la tercera mayor caída en Sudamérica, luego de Venezuela, que se hundirá 25%, y Perú, cuya caída del producto escalará al 13,9%. En cuarto lugar, se ubica Ecuador, con una merma estimada del PBI del 11 por ciento. Brasil, principal socio comercial del país, tendrá una caída económica del 5,8%, según el Fondo, y México, del 9%. En ambos casos, los pronósticos son más optimistas que los informados en junio.

En cuanto a la región, los pronósticos son algo más alentadores frente a los de junio: América Latina y el Caribe sufrirán una contracción de su PBI del 8,1% en 2020, frente al anterior 9,4%, y se recuperaría 3,6% en 2021. “Para muchas economías de mercados emergentes y en desarrollo, excluyendo a China, las perspectivas siguen siendo precarias. Esto refleja una combinación de factores: la continua propagación de la pandemia y la salud abrumada sistemas de atención; la mayor importancia de los sectores gravemente afectados, como el turismo; y la mayor dependencia de financiamiento externo, incluidas las remesas”, dice el informe del organismo.

El crecimiento global se proyecta en 5,2% en 2021, que refleja la recesión más moderada proyectada para 2020 y consistente con expectativas de un distanciamiento social persistente. “Siguiendo la contracción en 2020 y la recuperación en 2021, se espera que el nivel del PIB mundial en 2021 sea un modesto 0,6% superior al de 2019. Las proyecciones de crecimiento implican amplias brechas de producción negativas y elevadas tasas de desempleo este año y en 2021 en las economías de mercado avanzadas y en las emergentes”, precisó el FMI.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO