COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El lugar de trabajo del futuro será móvil, flexible e intensivo e TI. Los avances en varias áreas de la tecnología reformaron la forma de los espacios laborales; las prácticas convencionales pueden no ser tan relevantes como antes.

El Impact Hub es una entidad que ha surgido de los cambios y tendencias, redefiniendo lo que un espacio laboral puede ser. Consiste en una red global de gente, lugares y programas que inspiran, conectan y catalizan los impactos, todo condensado en un espacio colaborativo. Lo que empezó como un simple hub en Londres en 2005 ha evolucionado para convertirse en una diversa red global de más de 15.000 miembros en 80 locaciones.

De acuerdo con Grace Sai, CEO y co-fundadora de The Hub Singapore, se deben tener en cuenta las siguientes tendencias.

1. Futuro colaborativo. El 52% de las compañías que figuraban en Fortune 500 en 2000 ya no están presentes en 2016. La cifra marca que el liderazgo de mercado no está garantizado. Las compañías se dan cuenta que hay generalmente más sabiduría e innovación fuera de sus organizaciones que adentro. Las colaboraciones corporativas de startups en Singapur y en todo el mundo son cada vez más comunes, y la forma en que trabajan ha cambiado.

2. Toques personales dentro del futuro digitalizado. A medida que el mundo se vuelve más digitalizado, los seres humanos se vuelven más personales y comunitarios. Las conexiones de red extensas y masivas no necesariamente equivalen a conexiones significativas. Como seres sociales, todavía necesitamos conectarnos y tener trato persona-a-persona, en lugar de “byte-a-byte” en la nube o por medio de cables. Esa es la forma en que el negocio siempre se ha hecho, y seguirá siendo. La tecnología simplemente agiliza y simplifica el proceso y nivela el acceso desigual a las oportunidades en todo el mundo.

3. Futuro idealista con el surgimiento de millennials. Los millennials difieren enormemente de las generaciones anteriores. Son impacientes por el cambio, y son idealistas – quieren tener y lograr todo instantáneamente. En comparación con las generaciones anteriores, los millennials característicamente tienen más amigos en todo el mundo, y esto implica que poseen una mayor comprensión de las cuestiones internacionales. No hay duda de que la tecnología facilita el desarrollo de tal talento, y las empresas deben aprovechar estos rasgos.

La tecnología y el ambiente laboral

Los avances tecnológicos buscan agilizar los procesos y procedimientos, migrar la información de una manera segura, además de conectar personal clave de todo el mundo. Esto aumenta el poder de colaboración del futuro puesto de trabajo. Para sobrevivir en este nuevo entorno, las organizaciones tienen que avanzar en sus metodologías. Las prácticas convencionales ya no son suficientes y deben mantenerse actualizados con los últimos desarrollos en TI orientados a servir a la fuerza de trabajo moderna.

Las aplicaciones que pueden ayudar con este nuevo entorno son las plataformas de comunicación unificada, que incluyen mensajería, reuniones, llamadas y conferencias basadas en la nube y diseñadas para el lugar de trabajo del futuro.

Con colaboraciones globales en el futuro puesto de trabajo, espacios de trabajo como el Hub se beneficiarían de aplicaciones como las plataformas mencionadas. Con sus equipos trabajando de forma interdependiente en 80 naciones, la tecnología les permite hacer sus negocios más fácilmente, promoviendo la interconexión e impulsando la colaboración a través de una red generalizada.

Evolución del lugar de trabajo

Estas tendencias atestiguan la evolución de los espacios de trabajo. La transición del lugar de trabajo tradicional al lugar de trabajo futuro no está exenta de complejidades. En cuanto a los retos potenciales del futuro lugar de trabajo, Grace establece que puede haber dificultad para entender la dinámica cambiante de la fuerza de trabajo, ya que el 50% de ella no puede buscar las relaciones tradicionales empleador-empleado de la misma manera que las generaciones anteriores.

La especialista indica que las nuevas generaciones quieren responsabilidades mientras tienen libertad, un flujo de ingresos estables, pero también flexibilidad en torno a su trabajo. Los empleadores y las organizaciones que no entienden o aprovechan estos cambios pueden perder en la guerra mundial de talentos.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO