COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En el mundo conectado de hoy, de Internet de las cosas (IoT), los juguetes inteligentes están aquí para quedarse. Estos juguetes pueden hacer que el aprendizaje sea divertido para los niños y ayudar a los padres a mantener un registro de su paradero.

El Dino de CogniToys, por ejemplo, usa Wi-Fi para mantenerse conectado y la tecnología de procesamiento de lenguaje natural (NLP) de IBM Watson para adaptar sus respuestas a los grupos de edad y habilidades del niño. El pequeño juguete conectado puede enseñar a los niños cómo deletrear palabras e incluso retarlos si usan improperios.

Sin embargo, es esta misma destreza la que también puede aumentar los riesgos de privacidad. Una auditoría de seguridad de 2017 advirtió que Dino transmitía información sin usar cifrado, dando información a un niño vulnerable. Cuando Mozilla se acercó a la compañía en 2018, la compañía afirmó: “Dino usa el cifrado para todo el tráfico de audio y, de hecho, cada uno usa claves únicas, que también se ciclan por sesión por dispositivo”. Sin embargo, los expertos de Mozilla no pudieron determinar si el juguete realmente utiliza encriptación de algún tipo.

Otro juguete inteligente llamado i-Que Intelligent Robot de Genesis Toys, utiliza Bluetooth para conectarse a un teléfono a través de su aplicación, pero no encripta el proceso de emparejamiento, lo que permite que cualquier persona en el mismo rango de Bluetooth descargue la aplicación en otro teléfono inteligente. El juguete entonces empieza a charlar con el niño desconociendo de donde proviene el mensaje.

Los drones voladores son otra moda en estos días. La nueva política de aviones no tripulados de la India permite a los usuarios volar cualquier cosa por debajo de 250 g a menos de 50 m sin necesidad de registro o licencia. Los niños pueden usan DJI Spark para divertirse y tomar selfies, ignorando los riesgos de privacidad. Según se informa, no solo se han pirateado drones DJI Spark en el pasado, sino que también carecen de control parental, no cifran los datos del usuario y se ha encontrado que comparten información con terceros, según el informe Privacidad de Mozilla.

Sin embargo, el mercado de juguetes inteligentes está creciendo. Según un estudio realizado por la estadounidense Transparency Market Research, el mercado de juguetes inteligentes está en gran parte fragmentado, pero se espera que alcance los 69.900 millones de dólares para 2026.

En la India, el mercado de los juguetes inteligentes todavía es pequeño en comparación con los juguetes plásticos genéricos, pero la demanda está aumentando, especialmente en ciudades como Nueva Delhi, Bangalore, Mumbai y Hyderabad, según Vivek Goyal, cofundador de PlayShifu, conocido por sus juguetes inteligentes basados ​​en la realidad aumentada, como el globo Orboot.

Los expertos señalan que dado que estos juguetes utilizan micrófonos, cámaras, Bluetooth, Wi-Fi y los datos recopilados de los usuarios se almacenan en un servidor remoto, los hace tan vulnerables como cualquier otro dispositivo conectado.

“Como usuario individual, cuando compra tales juguetes, les está dando el derecho de utilizar esos datos. Sin embargo, si hay leyes que pueden obligar a las empresas de juguetes a tener políticas de privacidad estrictas, el uso incorrecto de los datos puede reducirse “, dice Rohan Vaidya, director regional de ventas de la India, en CyberArk, una firma de seguridad de TI.

Para estar seguros, los juguetes inteligentes están “actualmente regulados en el artículo 43A de la Ley de TI y cuando se promulguen las nuevas leyes de protección de datos, se aplicarán las nuevas reglas”, dice Sunil Abraham, director ejecutivo del Centro para Internet y la Sociedad, un Organización de investigación basada en Bengaluru.

Goyal, por su parte, reconoce las preocupaciones que los expertos en seguridad y los padres pueden tener sobre tales dispositivos. Él cree que los fabricantes de juguetes deben ser más estrictos con respecto a los datos que están recopilando a través de la aplicación o el juguete, lo que haría que los juguetes inteligentes sean más aceptables para los padres.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO