COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El fabricante de automóviles Tesla tendrá que padecer una nueva investigación a causa de accidentes en los que alguno de sus modelos con piloto automático se ve involucrado.

En esta oportunidad, se trata del Tesla Model X, un auto de un estadounidense propietario de una galería de arte quien denunció ante la policía que su automóvil andando en AutoPilot se estrelló y se volcó en la autopista de Pensilvania la semana pasada.

El auto habría chocado con el guardarraíl, tras lo cual volcó cruzando varios carriles de la autopista y causando heridas al piloto y copiloto.

“El accidente se produjo apenas un día después de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico (NHTSA por sus siglas en inglés) emitiera un informe sobre un accidente fatal en mayo entre los que un Tesla estaba en modo de auto-conducción”, confirmó el diario Detroit Free Press.

El anterior fue en una carretera de Florida, EE.UU., cuando un tractor con remolque ingresó a la autopista en forma perpendicular respecto al Model S, y el sistema AutoPilot de Tesla (en el que el conductor había puesto al vehículo) no fue capaz de detectar el lado blanco del tractor que se abalanzaba sobre él, no activando los frenos y por tanto generando un accidente de fatales consecuencias.

La Administración ahora abrirá una nueva investigación en torno a este nuevo accidente para ver si el vehículo estaba realmente utilizando el piloto automático cuando chocó. Según informan desde Tesla: “En base a la información que tenemos ahora, no tenemos ninguna razón para creer que el piloto automático tuvo algo que ver con este accidente”.

La compañía fundada por Elon Musk agregó que cada vez que hay un accidente significativo, Tesla recibe una alerta de colisión. “Y como hacemos con todas ellas, inmediatamente nos ponemos en contacto con el cliente para saber que está a salvo. Hasta que no conteste, no podremos realizar una investigación más elaborada”, agregaron.

La causa del accidente del Modelo S sigue siendo investigado por las autoridades federales y estatales de Florida. Y a esto ahora se le suma este nuevo suceso. Si bien no se trata de un verdadero sistema de conducción autónoma, e incluso la misma empresa reconoce que es una tecnología en pruebas y que debe ser usada solo como un asistente de manejo, no puede evitar involucrarse este tema con el futuro de los autos de conducción autónoma.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

1 COMENTARIO