COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(Internacional) La Comisión de Banda Ancha para el Desarrollo Digital, una iniciativa conjunta de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y la UNESCO, ha publicado un nuevo informe que estudia varios aspectos de la banda ancha y sus efectos positivos en las personas, el medio ambiente y la sociedad. El grupo de trabajo que presentó el reporte fue dirigido por Hans Vestberg, Presidente y CEO de Ericsson.

El informe titulado “Las soluciones de transformación para 2015 y más allá” del Grupo de trabajo de la Comisión de Banda Ancha para el Desarrollo Sostenible, analiza los planes nacionales de banda ancha de 138 países e identifica las mejores prácticas de gobierno, y los insta a actuar para incluir a la banda ancha en su legislación nacional como programa de desarrollo. También hace una serie de recomendaciones de apoyo.

El documento está siendo reconocido por el Secretario General las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon.

“La agenda del programa de desarrollo sostenible post-2015, evolucionó y sentimos la urgente necesidad de entrar en acción. Vemos muchas oportunidades para que la banda ancha transforme todos los aspectos de la sociedad. La tecnología evoluciona más rápido que la política, y queremos hacer un esfuerzo concertado para dar a conocer su potencial”, afirma Vestberg.

Hamadoun Touré, secretario general de la UIT, explicó: “A través de este trabajo, a la Comisión de Banda Ancha le gustaría alentar a la comunidad internacional a reconocer la necesidad de soluciones de transformación en el programa para el desarrollo post-2015, y este informe es el caso. El reporte presenta por primera vez una nueva investigación que muestra cómo los países de todo el mundo utilizan sus planes nacionales de banda ancha como instrumentos clave para aprovechar al máximo el potencial de la misma como una infraestructura que permita acelerar el desarrollo sostenible, sin embargo, el informe refleja que también hay muchas oportunidades perdidas, como lo son la reducción de la pobreza y la seguridad alimentaria”.

“Entre las diez recomendaciones se encuentran la banda ancha al alcance de todos y políticas de desarrollo nacionales e implementación de planes para impulsar activamente la integración intersectorial para apoyar los resultados económicos y sociales a entregar y hacerlos escalables a través de las TIC y la banda ancha”, concluye Touré.

A su vez, las mejores prácticas se destacan de cinco países – Japón, México, Filipinas, Ruanda y Suecia – quienes han integrado con éxito una amplia gama de objetivos de desarrollo en sus planes nacionales de banda ancha. El grupo de trabajo atribuye un espíritu de colaboración entre todos los sectores de los gobiernos que incluye al sector privado para hacer realidad objetivos comunes. 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO