COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En México, de acuerdo con un estudio de la consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU) publicado en septiembre del año pasado, el uso de wallets (apps que permiten realizar transacciones electrónicas de fondos desde cuentas/tarjetas personales para pagar bienes o servicios a través de diferentes dispositivos conectados a internet) registran un nivel de adopción de tan solo 6.6% de los internautas.

A pesar de ello, CIU pronostica que la asimilación de esta tecnología seguirá con una trayectoria al alza, pues cada vez más mexicanos cuentan con conexión a internet y con los gadgets necesarios para integrarse al mundo de las billeteras digitales.

Esa es una de las principales apuestas de los llamados Challenger Banks, un nuevo modelo bancario impulsado por la revolución tecnológica fintech.

Cómo funciona la nueva opción de Naranja X para comprar dólares con Mercadopago

Google sale a competir con Apple en el sector financiero

El dilema de la banca moderna

Qué son y qué pretenden los “bancos retadores”

Los Bancos Challenger son instituciones que cuentan con una licencia bancaria completa, la cual les permite operar plenamente con todo el conjunto de operaciones financieras disponibles para ello, es decir, como los bancos tradicionales.

La gran diferencia es que estas nuevas entidades no cuentan con sucursales físicas ni cajeros automáticos, ya que son plataformas 100% digitales que ofrecen servicios financieros que operan únicamente en línea.

Aunque cada Challenger Bank ofrece ventajas y servicios diferentes, podemos hablar de ciertas características en común:

♦ Operación 100% online. La experiencia del cliente es totalmente digital, ya que todos los movimientos en sus cuentas se realizan vía smartphone, al igual que las solicitudes de aclaración, consulta de movimientos y demás servicios.

♦ Plásticos a domicilio. Al no existir sucursales, las tarjetas de crédito o débito son tramitadas en línea y enviadas a la dirección del cliente. Los plásticos cumplen las mismas funciones que los de los bancos tradicionales: hacer compras, retiros y transferencias.

♦ Adiós a las comisiones. Al presentarse como una alternativa a la banca convencional, los Challenger Banks se han querido distinguir por ofrecer mejores rendimientos, cero comisiones y no pedir montos mínimos de apertura.

♦ Servicio personalizado.Suelen contar con asesoría y atención al cliente 24/7 vía telefónica, WhatsApp, redes sociales, correo electrónico o a través de chats personalizados.

♦ Tecnología intuitiva. El cliente digital es su razón de existir por lo que sus aplicaciones bancarias son desarrolladas para ser ágiles, amables e intuitivas.

La misión challenger

“Los Challenger Banks han alentado la innovación y eso ha obligado a los grandes bancos a cambiar sus formas de trabajo, a interactuar con sus clientes de una manera diferente”, comenta Richard Little, jefe de la división de Challenger Banks de la consultora KPMG.

Y ese es precisamente uno de los principales objetivos que debe cumplir este nuevo modelo de servicios financieros: fomentar una sana competencia a favor de los usuarios.

“El negocio bancario está en constante transformación obligando a la banca tradicional a competir y a la vez colaborar con empresas enfocadas en la provisión alternativa de productos y servicios financieros a través de canales digitales, lo que permite ofrecer una mejor experiencia al cliente y ofertas altamente personalizadas”, se lee en el libro México: nación fintech, publicado por el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) en 2018.

Otro de los objetivos en los que seguramente colaborarán de manera activa los Bancos Challenger es en fomentar la inclusión financiera, por lo que la ausencia de comisiones debe ser una de sus principales armas para ganarse la confianza de los cuentahabientes.

“Volver la Banca accesible para la mayoría creará nuevas y mejores oportunidades de negocio, así como crecimiento y prosperidad para el país.” Comenta Emmanuel Got, Director Ejecutivo Desarrollo de Negocio en Banco Sabadell.

Aunque hacer que más mexicanos tengan acceso a servicios bancarios está bien, el rol principal de los Challenger Banks debe ser siempre el mismo, ese que los hizo nacer: reinventar la relación entre la banca y sus clientes.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO