COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL), entidad encargada de ejecutar programas sociales en El Salvador y el Banco de Fomento Agropecuario (BFA), han apostado a la innovación a través de las tecnologías para agilizar la entrega de este tipo beneficios sociales.

La iniciativa perfila al país como pionero en la región en contar con este tipo de servicios orientados a poblaciones rurales donde usualmente no hay agencias bancarias. Un celular y un mensaje de texto bastarán para que la población beneficiada acuda a los puntos de canje por su efectivo.

La primera fase de pago electrónico de bonos de salud y educación atenderá a más de 18.000 familias de comunidades urbanas y rurales en  38 municipios del país. Por su parte, el pago de la pensión al adulto mayor beneficiará a 10.000 personas en 29 municipios. Prevén extender la modalidad del servicio a los 14 departamentos del país.

En la siguiente etapa de implementación del programa, con el dinero recibido se podrán hacer compras de productos como alimentos y medicinas en los mismos puntos de canje vía pago electrónico, así como transferencias de una cuenta a otra y pagos de recibo.

El Salvador aprobó la Ley de Inclusión Financiera en 2015, que busca que personas de escasos recursos puedan gozar de servicios financieros además de mejorar el mercado de servicios financieros móviles.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO