COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En un entorno económico desafiante, América Latina enfrenta importantes retos en desarrollo y competitividad, pero a la vez tiene una gran oportunidad de repensar su futuro y avanzar gracias a la transformación digital que está sucediendo con Internet de Todo, lo cual podría tener consecuencias importantes en desarrollo, empleo y competitividad y oportunidades económicas sin precedentes para las empresas, las personas, las ciudades y los países.

El diagnóstico corresponde a Jordi Botifoll, presidente de Cisco para América Latina, ofrecido en una sesión del Cisco Live! Cancún 2015, el evento de desarrolladores más importante que culmina hoy tras congregar a 4.500 asistentes.

El ejecutivo señaló que América Latina tiene la capacidad necesaria para que una invención se pueda convertir en una innovación. “La región cuenta con todos los elementos para desarrollar tecnologías avanzadas y crear nuevos modelos de negocio”, explicó Botifoll, quien afirmó que el uso de tecnologías se torna fundamental para enfrentar momentos difíciles como los que afronta América Latina que ha visto debilitada su economía por la caída de los precios de las commodities, la desaceleración de la economía china y los diferentes problemas estructurales internos.

Según Botifoll, el papel estratégico de Cisco es el de liderar junto con los países, las ciudades, las industrias y los sectores verticales, la digitalización de la región. “En nuestra estrategia a medio y largo plazo estamos muy comprometidos con América Latina que, sin duda, va por el camino adecuado en la adopción de IoE con proyectos exitosos como el de México Conectado”.

En ese sentido, Cisco trabaja en apoyar la digitalización de sectores estratégicos y claves para el futuro de la región como educación, salud, energía, minería y petróleo. Por ejemplo, en el sector de atención a la salud, Cisco está impulsando el diagnóstico remoto por el cual el 80% de las visitas a los médicos especialistas pueden ser tratadas remotamente.

Botifoll consideró que uno de los grandes retos en que debe trabajar América Latina es en lograr una mejor conexión entre las universidades y el sector empresarial como sucede, por ejemplo, en EEUU, y que ha posibilitado un entorno de ideación e innovación sustentable.

Asimismo, el ejecutivo explicó que no se deberían aplicar impuestos a la tecnología pues se generan barreras de entrada y se incrementa la brecha digital de la región.

Sin embargo, el mayor reto a futuro es el bajo crecimiento de América Latina, que podría estar en tasas de 1-2% anuales, el cual no es suficiente para las grandes expectativas de la población, en especial la naciente clase media. La única manera de crecer es aumentando la productividad a través de mejoras en educación e infraestructura; desarrollo de innovación; y una mayor competitividad. Dentro de este contexto, la digitalización de la región y en especial Internet de Todo, jugarán un papel determinante, concluyó el ejecutivo.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO