COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Tesla ([TSLA]) empezará a ser rentable entre el tercer y cuarto trimestre del año, palabra de Elon Musk. El CEO del fabricante de coches ha realizado hoy estas tajantes declaraciones en Twitter, con las cuales espera acabar con los rumores de Wall Street que hablan de que su empresa podría tener que refinanciarse este año para seguir a flote.

De hecho, lo ha hecho respondiendo directamente a un titular de la prestigiosa The Economist, en la que aseguraban que la inviabilidad de la empresa estaba casi certificada y que tendría que refinanciarse para obtener entre 2.500 y 3.000 millones de dólares. Musk ha negado estas acusaciones aprovechando para lanzarle una pulla al medio.

“The Economist solía ser aburrida, pero inteligente y con un malvado ingenio. Ahora es sólo aburrida”, ha dicho el CEO de Tesla en su cuenta de Twitter. “Tesla será rentable y sumará flujo de caja en Q3 y Q4, o sea que obviamente no hará falta levantar dinero”.

Tesla ha conseguido empezar a remontar en bolsa subiendo en un 10% desde que a principios de mes anunciaron que habían conseguido elevar la producción del Model 3 consiguiendo 2.020 unidades en siete días. Ahora, tras las nuevas declaraciones de Musk ha empezado la jornada con unas subidas de hasta el 3%.

La pesadilla del Model 3 sigue castigando a Tesla

Como cabía esperar, todas estas dudas siguen estando alrededor de la gran pesadilla de Elon Musk: la producción del Model 3. El informe de The Economist citaba a la firma Jefferies, que aseguraba hace una semana que Tesla seguiría en riesgo de tener que refinanciarse hasta que consiguiera alcanzar un ritmo de producción de 10.000 Model 3 a la semana.

De momento el fabricante no ha conseguido superar su propósito de alcanzar las 2.500 unidades semanales a final del primer cuarto, aunque parece que su ritmo de producción por fin empieza a crecer exponencialmente. La clave va a estar en lo que pase este próximo trimestre, donde los analistas dudan que puedan conseguir alcanzar su propósito de 5.000 unidades semanales, aunque por sus declaraciones parece que Elon Musk es bastante más optimista.

Tanto es así que pese a haber acabado el mes de marzo con una semana terrible en la que Tesla llegó a perder 5.000 millones en bolsa, la empresa ya piensa en la producción de su próximo coche, un Model Y que podría empezar a fabricarse en 2019. Aunque todos estos planes dependerán de que su crisis del Model 3 acabe siendo superada cuanto antes.

Pese a que ese es su mayor problema, la empresa también tiene otras preocupaciones como el accidente fatal del autopilot del Model X hace unos días, del cual Tesla culpó al conductor haciendo que su familia amenace con demandarles.

Fuente: XATAKA

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY