COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Elon Musk vuelve a estar en todas las portadas, pero esta vez no por apalancar al bitcoin únicamente.

El fundador de Starlink, el proyecto de SpaceX para ofrecer acceso a Internet de manera global vía satélite, ha puesto en órbita más de 1.000 los satélites para no dejar ni un rincón de nuestro planeta sin acceso a la red, y de cumplirse los planes a medio y largo plazo, su red completa alcanzaría los 42.000 satélites. Por poner este dato en perspectiva, hasta los primeros lanzamientos de Starlink la cantidad aproximado de satélites alrededor de la Tierra era de 2.100.

De momento SpaceX ha puesto en órbitas polares 10 satélites con enlace láser , a modo de prueba de esta tecnología y tras recibir la aprobación por parte de la FCC para llevar a cabo esta operación. No obstante este número crecerá muy rápidamente, puesto que los planes son equipar con este tipo de conexión todos los satélites que sean puestos en órbita para la red StarLink en 2022, y se entiende que también en años sucesivos.

Ver más: Elon Musk ya está listo para dar Internet y a un costo increíble

Elon Musk anunció estos días en Twitter que la red de satélites Starlink, logrará ofrecer una velocidad de conexión a internet de 300 Megabytes por segundo (Mbps) para finales de este 2021.

Según la publicación de Musk, las velocidades actuales que se logran con Starlink varían entre los 100 y los 150 Mbps, mientras que se espera llegar a los 300 Mbps para final de año. Al mismo tiempo, la latencia (demora en la transmisión de datos dentro de la red) lograría estar por debajo de los 20 milisegundos.

 

Musk también compartió en Twitter planes para el futuro del proyecto de conectividad, asegurando que SpaceX buscará lanzar la cantidad suficiente de satélites como para dar un servicio de conectividad a internet en todo el planeta tierra.

Ver más: Elon Musk consigue 1.900 millones de financiación para SpaceX

“Es importante tener en cuenta que la telefonía móvil siempre tendrá ventaja en áreas urbanas densas, mientras que los satélites son mejores para las zonas de baja y media densidad de población ”, escribió el magnate en Twitter.

Esta tecnología se enfrenta al elevado coste de producción de estos láseres, y a la dificultad de producirlos de una manera tan rápida como para mantener el ritmo de lanzamientos de Starlink.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO