COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Grupos de comercio que representan a empresas estadounidenses, europeas y asiáticas pidieron a China retrasar la entrada en vigor de una ley de ciberseguridad el 1 de junio; afirman que podría discriminar a las empresas extranjeras.

La ley, adoptada a finales del año pasado, establece un comité para realizar revisiones de seguridad de los productos tecnológicos suministrados al gobierno chino y a las industrias críticas. Sus requerimientos en asuntos como revelación de tecnología y cifrado podrían dar a las compañías locales una ventaja competitiva, dijeron los grupos en una carta.

La misiva fue firmada por 54 grupos comerciales, entre ellos el US-China Business Council, China, BusinessEurope, la Cámara de Comercio e Industria de Japón y el Consejo Empresarial Corea-China.

Algunas de las disposiciones de la ley se suavizaron después de que atrajeron las críticas de los grupos de comercio y gobiernos occidentales. La redacción que exigía a las empresas a presentar su “código fuente” para probar que sus productos son seguros fue eliminada en la versión final de la ley.

Los críticos dicen que la vaga formulación de la ley todavía da a los reguladores chinos amplios poderes para bloquear los productos de una empresa de tecnología.

Tanto China como los EE.UU. han tratado de aumentar la seguridad contra hackeos. El presidente Donald Trump emitió una orden ejecutiva la semana pasada que requiere que las agencias gubernamentales refuercen la supervisión de equipos. Las nuevas reglas de China son más amplias y más intrusivas para las empresas, dicen sus detractores. La carta llega en momentos en que el ciberataque WannaCry continúa en el mundo

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO