COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El término “Cloud” ya no es un concepto conocido solo por informáticos, más bien es un concepto que engloba a toda la organización. Para tomar decisiones a corto, mediano y largo plazo las empresas deben conocer todos los aspectos de la nube y así podrán hacer un uso eficiente y a la medida del tamaño y nicho de cada organización.

Para Ivan SouzaCountry Manager de Argentina en TIVIT, empresa multinacional enfocada en transformación digital y Cloud Broker en la Argentina, “las empresas que han entendido sus necesidades y las de sus stakeholders, y las han trasladado a los servicios Cloud se ven inmensamente beneficiadas, porque pueden generar una importante reducción de costos y una mejor experiencia del cliente al mejorar la eficiencia operativa”.

Banco Patagonia simplifica tu vida en un clic

Principales bancos respaldan la Economía Circular

Nubank compra broker para entrar en el sector de las inversiones

Para entender el comportamiento de la nube se debe tener una concordancia entre necesidades de la organización y los servicios contratados, generar una nube lo suficientemente ágil que permita el crecimiento y no sobrecargue su uso. Es necesario entender 3 conceptos primordiales: adaptabilidad, eficiencia y valor operativo.

Adaptabilidad:

  • Cloud debe tener la capacidad de adaptarse a la necesidad de crecimiento, la demanda laboral y el volumen de clientes.
  •  Establecer un formato público, privado o híbrido, en función de las necesidades de seguridad y regulaciones.
  • La posibilidad de seleccionar herramientas o características pre-construidas que se adapten a las necesidades del cliente.

Eficiencia:

  • Accesibilidad remota para clientes y usuarios desde múltiples dispositivos.
  • Desarrollo de aplicaciones y procesos que permitan la reducción del Time-To-Market.
  • Seguridad a través de encriptaciones en concordancia al nivel de seguridad requerido, con respaldos y alertas de intromisión.
  • Reducción en el gasto de infraestructura al permitir sistemas remotos unificados para la organización, desde soluciones de respaldo hasta escritorios virtuales que permiten un ahorro en inversión de equipos físicos y desactualizados.

Valor Operativo:

  • Los proveedores de servicios en nube deben tener la capacidad de establecer una plataforma que permita ser la base de las operaciones y trabajar sobre procesos bien claros y establecidos.
  • Los servicios de Cloud permiten accesibilidad a la tecnología más reciente y moderna, sin la necesidad de pagar los costes de renovación de infraestructura.
  • Colaboración e interconexión en tiempo real entre los equipos de trabajo, desde distintos puntos.

“La transformación digital pasó de ser una opción o una ventaja competitiva, a ser una necesidad. Las decisiones hoy se toman en función de cómo hacer un mejor uso del Cloud, como obtener necesidades a la medida y como el uso de esta herramienta nos permitirá crecer, siempre y cuando sepamos cómo administrarla de forma adecuada” concluye el directivo de TIVIT.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO