COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En una entrevista JackMa dijo que “es imposible complacer a las mentes pobres”.

Dales algo gratis, y piensan que es una trampa.

Diles que es una pequeña inversión, van a decir que no ganarán mucho.

Invítalos a invertir en su mente, te responden que lo harán cuando tengan dinero.

Invítalas a invertir en grande, dirán que no tienen dinero.

Invítalos a probar cosas nuevas, te dirán que no saben como hacerlo.

Invítalos a un negocio tradicional, dirán que es difícil de hacer.

Diles que es un nuevo modelo de negocio, van a decir que es una estafa.

Diles que inicien un nuevo negocio, van a decir que no tienen experiencia.

Las mentes pobres tienen algunas cosas en común: Ellos aman preguntar o “investigar” en Google, escuchar a los amigos que están tan desesperados como ellos, piensan más que un profesor universitario y se mueven menos que un ciego guiando a otro ciego. Sólo hay que preguntarles, ¿qué quieren hacer? No van a ser capaces de responder.

Mi conclusión: En lugar de esperar a que las cosas cambien, ¿por qué no actúas y haces que las cosas cambien?; en lugar de sólo pensar en ello, ¿por qué no hacer algo al respecto? Los pobres fallan debido a un comportamiento común: Su vida entera se trata de esperar y esperar.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO