COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(América Latina) ESET mencionó un fuerte crecimiento de amenazas botnets en la Deep Web, durante los últimos meses. Esta vulnerabilidad, también conocida como la “Internet profunda o invisible”, no forma parte de la superficie de Internet, y cuenta con sitios que no son indexados por los motores de búsqueda.

Una parte importante de la Deep Web es aquella que utiliza Tor, y está formada por pseudodominios .onion, con el objetivo de facilitar el acceso a páginas que abarcan de venta de estupefacientes, foros de cibercriminales y tópicos con casos de ilegalidades. Asimismo, los investigadores detectaron dos familias de malware distintas que utilizan su protocolo de servicios ocultos para lograr una comunicación más sigilosa con el Centro de Comando y Control.

Los dos tipos de botnets encontrados, son variantes de Win32/Atrax y Win32/Agent.PTA, con funcionalidades para capturar datos de formularios web, posibilitando la realización de fraudes. “Si bien el protocolo de Tor es especialmente bueno para organizar un canal de comunicaciones silencioso, es muy lento para transportar grandes volúmenes de datos robados en las máquinas infectadas”, mencionó Aleksandr Matrosov, Security Intelligence Team Lead de ESET.

Además, la compleja botnet Atrax descubierta, pertenece a una familia de malware de tipo backdoor basada en Tor, la cual es instalada por medio de downloader y es detectada por ESET NOD32 Antivirus como Win32/TrojanDownloader.Tiny.NIR. Esta vulnerabilidad pretende hacerse pasar por el servicio al cliente de PayPal.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO