COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Amazon  es la primer big tech en recargar sobre los comercios que venden en su plataforma el impuesto conocido como la “tasa Google”, subirá un 3% la comisión.

Más de 9.000 empresas españolas que venden sus productos en Amazon están recibiendo un mensaje de la compañía: “A partir del 1 de abril de 2021 aumentaremos las tarifas por referencia en un 3% para los productos vendidos en España para reflejar este impuesto adicional”. Es el texto al que ha accedido El Confidencial y que deja en manos de muchas pymes el hacerse cargo del nuevo impuesto.

Ver más: Google y Amazon: ¿Por qué Francia anunció multas multimillonarias?

Es decir, serán las empresas vendedoras, independientemente de su tamaño, las que tendrán que acabar sufragando el coste de la ‘tasa Google’, un impuesto implantado por varios países de la Unión Europea y que tiene como objetivo que las grandes empresas tecnológicas colaboren con las arcas públicas y compensen así parte de los impuestos que se ahorran debido a su gestión tributaria entre países.

La propia Amazon pone un ejemplo de cómo será este aumento. A saber, en el caso de un producto cuyo precio total de venta sea de 100 euros y cuya tarifa por referencia actual sea del 15%: “La tarifa por referencia a partir del 1 de abril de 2021 será del 15,45% y la tarifa por referencia que pagarás por ese producto será de 15,45 € (calculada a partir del 15,45% de 100€)”. Es decir, no se pasará del 15 al 18%, sino que se aplica un 3% sobre el porcentaje de la tarifa.

Mariangela Marseglia, country manager de Amazon para España e Italia, detallaba a mediados del año pasado a Business Insider España el malestar de la tecnológica por las intenciones del Gobierno español. “El mercado no es solo un país; necesitamos normas globales”, dijo entonces. “Si un gobierno hace algo solo, de manera aislada, creará un terreno de juego desigual”.

Ver más: Londres pone límites a Google y Facebook

El movimiento de Amazon en España sigue la línea de Amazon Francia e Italia, donde la compañía también ha decidido subir las tarifas para compensar el impuesto del 3% de los respectivos gobiernos.

Pese a que la tasa Google se ha activado en enero, las grandes tecnológicas se librarán de pagar el primer trimestre de 2021 debido a que los mecanismos para recabar este impuesto todavía no están preparados.

“Creemos que es urgente y necesario cuando hablamos de justicia fiscal que estas grandes corporaciones aporten recursos a la Hacienda pública. Si se puede hacer a nivel global, estupendo (…) si puede ser una solución europea, desde luego, el Gobierno de España encantado de que sea así, porque más fuerte será, efectivamente, ese mensaje que lanzamos”, defendió también el año pasado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO