COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

España se ha subido “bastante a tiempo al tren de la cuarta revolución industrial”, ha afirmado el director general de Industria y Pyme, Mario Buisán, que ha hecho hincapié en la necesidad de “profundizar” en la colaboración público-privada porque es un “reto-país”.

“La situación española de partida, en estos primeros meses y años, es buena. La impresión que tenemos es que en el caso de la cuarta revolución industrial nos hemos subido al tren bastante a tiempo, sobre todo si comparamos con las tres revoluciones industriales anteriores, que las cogimos bastantes retrasadas”, ha explicado Buisán en una entrevista con Efe.

El gran objetivo, ha dicho, es mantener “como mínimo” esa situación, aunque el Gobierno quiere ser más ambicioso y “estar a la vanguardia de la industria”.

A su juicio, todos los grandes sectores industriales “han tomado consciencia” de la importancia de la digitalización, aunque, si hubiera que destacar alguno, ha señalado al del automóvil, que “empezó antes que otros, sobre todo con la automatización” y para el que “la digitalización es un proceso casi sin solución de continuidad”.

“El aeronáutico-espacial es otro sector que también está avanzado”, ha añadido Buisán, quien ha destacado también a otros sectores “que se pueden considerar más tradicionales”, como el agroalimentario o el naval, que cuentan con iniciativas “muy interesantes”, como todo el modelo del astillero 4.0.

El director general de Industria ha reconocido que, como en los ámbitos de innovación, en digitalización “la dimensión y el tamaño de la empresa es un dato importante”.

Buisán ha señalado que España no tiene un problema en el porcentaje de pymes si se compara con los principales países europeos, pero ha reconocido que las micropymes (de 1 a 10 empleados) “tal vez tienen un peso algo mayor” que en el resto.

“Ahí es donde tal vez habría que trabajar. Al final, si trabajamos en tratar de aumentar la dimensión y el peso de la empresa, eso va a redundar también en que la empresa se digitalice más. Yo pienso que eso va unido”, ha apuntado.

El director general ha resaltado la importancia de avanzar en la colaboración público-privada en el marco de la política industrial, “porque esto es un reto-país, un reto conjunto”.

“Aquí nos estamos jugando todos mucho y si no vamos de la mano, realmente vamos a fracasar. Esa es la filosofía nuestra y del ministerio. Por lo tanto, si hay que avanzar en algo, es en profundizar en esta colaboración público-privada”.

Buisán ha hecho hincapié en la falta de indicadores que existe con respecto a la evolución de la industria 4.0 y ha explicado que, para intentar subsanarla, el Gobierno ha lanzado un cuestionario de autoevaluación denominado HADA (Herramienta de Autodiagnóstico Digital Avanzada) que, a través de 68 preguntas, permite a la empresa industrial tener una primera aproximación sobre su nivel de madurez digital.

Hasta ahora, algo más de 1.100 empresas han rellenado el cuestionario y, cuando el Gobierno disponga de una masa crítica suficiente, de unas 1.500, hará público un índice de madurez digital de la industria.

“La idea es sacar ese índice hacia el final del primer trimestre del año que viene y luego ir sacándolo cada seis meses”, ha explicado.

En opinión de Buisán, este índice permitirá ver la evolución a lo largo del tiempo o si se va “en la dirección adecuada”.

“Lo bueno de esta herramienta es que permite comparar a la empresa con otras del mismo sector y del mismo tamaño y del mismo territorio. No tiene un valor absoluto sino que es un referente relativo o comparativo con respecto a empresas de su sector y su tamaño”, ha explicado.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO