COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Esta novedad revolucionará la industria de las criptomonedas y el blockchain; en particular, para los que monitorean las monedas digitales de los bancos centrales del mundo, se trata de una señal de que EE.UU. se está tomando en serio la creación de infraestructura para armar una moneda digital con el suyo.

Dos propuestas —la “Take Responsibility for Workers and Families Act”, de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi; y la “Financial Protections and Assistance for America’s Consumers, States, Businesses, and Vulnerable Populations Act (H.R. 6321)”, presentada por la presidenta del Comité de Servicios Financieros, Maxine Waters— contemplan la idea como forma de realizar los pagos de estímulo económico a los ciudadanos estadounidenses.

Mercados: ¿Hasta cuándo seguirán cayendo?

El ‘contactless’, aliado sorpresa para frenar al coronavirus

Coronavirus: consejos para no usar efectivo

Con esta noticia, las criptomonedas y su tecnología adyacente siguen ganando terreno. Inmediatamente, las principales participantes del ecosistema han reaccionado de forma positiva.

El proyecto de ley crea un dólar digital, al que define como un saldo expresado en dólares que consiste en entradas de un libro mayor digital registradas como pasivos en las cuentas de cualquier banco de la Reserva Federal o como una unidad de valor electrónica reembolsable por una institución financiera autorizada (según lo que determine la Junta de Gobernadores del sistema de la Reserva Federal). Por su parte, una billetera de dólares digital sería una billetera o cuenta digital mantenida por un banco de la Reserva Federal a nombre de cualquier persona, que representa las tenencias en un dispositivo electrónico o servicio utilizado para almacenar dólares digitales y puede estar vinculada a una identidad digital o física.

El proyecto exige que todos los “bancos miembro” creen una “billetera de transferencia de dólares digitales” para cada cliente que cumpla los requisitos para recibir el estímulo. Los bancos miembro son los que integran la Reserva Federal y están regulados por ella. Por su parte, los bancos estatales “no miembros” —los que no integran la Reserva y son regulados por la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés)— pueden optar por ofrecer esas billeteras de transferencia.

Los propios bancos de la Reserva Federal también entregarían billeteras de dólares digitales a cualquier estadounidense alcanzado por el estímulo. Además, el Servicio Postal de EE.UU. trataría de ayudar a los individuos no bancarizados y a aquellos sin identificación adecuada a confirmar su identidad para recibir una cuenta de dólares digitales y habilitaría cajeros automáticos para que sus clientes accedan a sus fondos.

La propuesta de un dólar digital forma parte de un completo plan de estímulo. Allí se contempla la inyección de 2 billones de dólares a la economía estadounidense, con la finalidad de evitar un desangre desenfrenado, provocado por el freno de una economía basada totalmente en el consumo.

El Presidente de los Estados Unidos indica que harán lo posible para que la sociedad reanude sus actividades normales lo más pronto posible. Según sus propias palabras, imagina a las iglesias estadounidenses abarrotadas para el día de Pascua.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO