COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Durante años, la Comisión Europea ha analizado una regulación para los servicios over-the-top (OTT), como WhatsApp y Skype, que canibalizan los ingresos de los operadores de telecomunicaciones. Hasta ahora, la regulación sobre este tipo de jugadores permanece en una zona gris. Las autoridades del Viejo Continente planean establecer nuevas reglas en septiembre, centrándose en cómo los OTT deben cumplir con las solicitudes de seguridad del estado, y también cómo los datos del cliente puede ser monetizados.

La Comisión hará un anuncio inicial el mes próximo, antes de proporcionar una mayor claridad en otra revisión de la ley “sobre privacidad” de la UE a finales de año. Este es solo uno de una serie de movimientos en el sector para redefinir la regulación en función de la rapidez con que la tecnología ha avanzado en los últimos años. Las autoridades francesas, por ejemplo, decidirán en septiembre si Google, Viber y Skype deben registrarse como proveedores de telecomunicaciones, jugada que puede expandirse al resto del continente y que puede traer consecuencias en todo el andamiaje legal de las TIC.

Varios operadores, con Telefónica a la cabeza, se han quejado de la regulación mínima impuesta a los OTT. Los operadores piden reglas similares para servicios similares. Hasta ahora, los OTT no deben cumplir con la normativa de la UE sobre cuestiones tales como los derechos de los usuarios, competencia económica, la seguridad, la neutralidad de la red o posiciones significativas de mercado.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO