COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

GE está colocando a Concept Laser de Alemania y Arcam de Suecia, que el gigante industrial estadounidense compró en noviembre por un total combinado de US$ 1.500 millones, en el centro de una nueva unidad GE Aviation. Arcam y Concept ya trabajan de manera estrecha en piezas impresas de motores de avión con fabricantes europeos de componentes de aviación que GE compró en la última década. GE invierte cerca de US$ 100 millones para expandir la sede de Concept y planea duplicar su personal de 200 a principios del próximo año.

El mes pasado, GE anunció que abrirá en Munich el primero de varios centros de comercialización que planea a nivel mundial dedicados a la nueva tecnología, conocida formalmente como fabricación de aditivos metálicos, en un guiño al gran papel de las empresas europeas en el desarrollo de la técnica. La nueva instalación de demostración práctica, que contará con un máximo de 10 impresoras 3D, se construirá junto al centro de investigación existente de GE con un costo aproximado de US$ 10 millones.

Concept, Arcam y otras empresas europeas que GE compró en los últimos años “traen grandes tecnologías que se desarrollaron de forma independiente aquí”, dijo a WSJ Riccardo Procacci, un veterano de GE anteriormente con la división de petróleo y gas del conglomerado. Ahora es el director ejecutivo de Avio Aero, cerca de Milán, que GE compró en 2013. Una de las especialidades de Avio es la impresión de metales en 3D gracias a una década de trabajo con Arcam.

GE considera ubicaciones europeas para la sede de su nueva división de aditivos de GE, ahora en fase de creación. Los ejecutivos han dicho que quieren generar US$ 1.000 millones en ingresos de impresión en 3D para 2020, frente a los US$ 300 millones de hoy.

GE está expandiendo agresivamente sus operaciones en parte porque los rivales son cada vez más activos. Siemens compró el año pasado el fabricante de aditivos británico Materials Solutions y abrió una instalación de impresión tridimensional en Suecia. La empresa alemana se ha centrado en las piezas para turbinas de gas, una industria en la que compite con GE.

Mientras tanto, Pratt & Whitney de United Technologies, que compite con GE en motores de avión, está ampliando su uso de la impresión tridimensional para hacer prototipos rápidos para acelerar desarrollos.

Con la compra de Concept y Arcam, GE es ahora el segundo productor mundial de máquinas de fabricación de aditivos metálicos, medido por unidades, con 21,5% de cuota de mercado, según Wohlers Reports. El líder, con el 25,9%, es la empresa alemana EOS, una de las primeras desarrolladoras de la tecnología.

GE desarrolla un avanzado motor de avión propulsor en una fábrica de Praga que compró en 2008. Los diseñadores están reemplazando 855 piezas de motor tradicionales con 12 componentes impresos, aumentando significativamente la eficiencia.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO