COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La tendencia de tecnología para vestir y las cosas conectadas crecen a un ritmo acelerado. Ante esta demanda tras sus requerimientos de alta conectividad, Japón y la Unión Europea anuncian una alianza colaborativa para acelerar el desarrollo de la tecnología 5G, basándose en nuevos estándares.

Estos estándares trabajarán para armonizar las bandas de radiofrecuencia, dentro de la quinta generación de conectividad, para identificar futuras aplicaciones en los coches conectados, e-salud y sistemas de video de alta calidad, hasta en formato 4K.

Además de descongestionar los espectros de redes 3G y 4G LTE, en varios países, la tecnología de quinta generación en redes móviles será la que, de forma definitiva, apoye en potencia a las tendencias wearable y de IoT, las cuales aportarán una gran cantidad de datos en sus paquetes de conexiones.

Entre otro de los puntos, la alianza estima que el país nipón pueda ayudar a rentabilizar los activos de la Unión Europea, para que los usuarios saquen el máximo partido a sus dispositivos conectados. Según explican algunos medios, la Unión Europea no quiere repetir los fallos cometidos como con la tecnología 4G, y por eso esta decisión de invertir bastante en 5G.

Esto demuestra que habrá un estímulo entre ambas economías de cada país, lo que conllevaría a generar un crecimiento del 5G hacia el año 2020.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO