COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los principales fabricantes de autos comenzaron a probar sistemas para monitorear a los conductores y determinar si están aptos para seguir manejando. Los sistemas de inteligencia artificial que evaluarán en tiempo real a los conductores pondrán foco en el comportamiento del conductor para resolver si está atento o demasiado cansado, por ejemplo.

Estos sistemas son diseñados, en parte, para compensar el avance de la industria automotriz en sistemas conectados de entretenimiento que comienzan a equipar los vehículos en una tendencia que engloba a la Internet de las Cosas (IoT).

Los fabricantes que experimentan con estos sistemas de monitoreo incluyen a General Motors, Toyota, Nissan y Volkswagen, entre los principales. Planean instalar sistemas de este tipo en algunos modelos de coches que comenzarán a venderse el año próximo.

Un juego de startups

Varias startups están involucradas en monitorear el comportamiento de los conductores, entre las que se destacan Delphi, Affectiva, Eyeris Technologies y Harman International Industries.

Los sistemas de Delphi consisten en cámaras y software que sigue los movimientos de los ojos y la cabeza del conductor. Cuando el programa detecta cansancio o desatención alerta al conductor con sonidos y vibración del cinturón de seguridad.

Eyeris, una startup del Silicon Valley, cuenta con un sistema que está siendo probado por los principales fabricantes de automóviles. El software analiza las expresiones faciales para detectar signos de agotamiento.

Otro de los jugadores es Emotient, adquirida por Apple.

Privacidad de los datos

Los conductores preocupados por mantener su privacidad al volante no deberían alertarse, dado que los fabricantes de automóviles dicen que los datos recolectados del vehículo son propiedad del dueño del auto y que no van a liberarlos sin el permiso del propietario o una orden judicial.

La industria automotriz ha adoptado también un conjunto de directrices de privacidad para los coches conectados a Internet, aunque los críticos a este sistema argumentan que deben requerir el permiso de los conductores antes de recoger información sobre ellos.

¿Aplicaciones de seguridad o de distracción?

Una de las mayores causas de accidentes de autos es el uso que los conductores hacen de dispositivos móviles mientras manejan. De acuerdo con estudios del Instituto Tecnológico de Transporte de Virginia, el conductor que escribe un mensaje de texto mientras maneja tiene seis veces más posibilidades de accidentarse. Aquellos que buscan un contacto en el celular o navegan por Internet tienen tres veces más riesgo de chocar, según datos recolectados por The Wall Street Journal.

Las aplicaciones de asistencia al conductor juegan cada vez, un papel más importante. No obstante, a medida que buscan automatizar el manejo, pueden hacer que el conductor se relaje y no esté tan atento al tránsito. Este tipo de conductas ha sido analizado en la aeronáutica.

La experiencia en la industria de la aviación sugiere que la automatización puede llevar a los pilotos a relajarse y distraerse. En enero, la Administración Federal de Aviación de EEUU emitió una nota señalando que los pilotos que participaron en varios accidentes recientes carecían de la habilidad necesaria para hacerse cargo de la aeronave en caso de falla del piloto automático. Los pilotos de aviones utilizan la automatización en el 90% del tiempo del vuelo.

Es probable que los consumidores, técnicos y ejecutivos de la industria automotriz debatan durante mucho tiempo entre la seguridad, la comodidad y la privacidad. El balance de las discusiones debería reportar mejoras para un entorno más seguro en la conducción y en el tránsito.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO