COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En octubre, Facebook dio a conocer Workplace, un servicio de colaboración paga para ambientes laborales. Esta semana, la compañía dijo que está comenzando a probar una nueva versión gratuita para expandir su base de usuarios. La versión gratuita se llama Workplace Standard, y la paga es Workplace Premium.

El software está diseñado para que los equipos usen como una oficina en línea, con la interfaz familiar de Facebook como un feed de noticias o grupos. Pero no está vinculado a su cuenta personal. La versión paga cuesta US$ 3 por usuario para los primeros 1.000 usuarios activos, US$ 2 cada uno para los siguientes 9.000 usuarios activos y después de eso US$ 1 para cualquier persona por encima de esa cifra.

La versión de pago también incluye extras como herramientas de análisis y controles de administrador. En este momento, empresas como Starbucks, Viacom y Campbell utilizan Workplace.

La guerra por la supremacía del software colaborativo se ha convertido en una batalla inexplicablemente acalorada en Silicon Valley. Slack, lanzado en 2013 por el cofundador de Flickr Stewart Butterfield, es utilizado en las oficinas de tecnología y medios de comunicación. El mes pasado, Microsoft lanzó su propia versión del software de lugar de trabajo en todo el mundo, llamada Microsoft Teams.

Facebook dijo que también quería hacer el software libre para atender a los mercados emergentes. El principal mercado para Workplace es la India, aunque la red social declinó compartir estadísticas de usuarios más específicas para ese país o cualquier otro mercado.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO