COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por ANDRÉS TAPIA / TYN Magazine México

El que avisa no es traidor. Eso es lo que dicen y esa es la actitud que Facebook quiere asumir con el lanzamiento de la aplicación Study for Facebook, un programa que permitirá al gigante de Menlo Park acceder a los datos de sus usuarios en relación con otras compañías o plataformas, a cambio de dinero.

Luego de que hace unos meses TechCrunch, el portal en línea especializado en tecnología publicase que desde el año 2016 Facebook comenzó a pagar 20 dólares mensuales, más comisiones por cada persona referida, a un grupo de usuarios cuyas edades fluctuaban entre 13 y 35 años con tal de que les permitiesen instalar la aplicación Facebook Research diseñada para el sistema operativo Android, la compañía de Mark Zuckerberg, tan proclive últimamente a los escándalos, ha optado por no incluir a menores de edad en sus experimentos y sólo lo hará con adultos, previo consentimiento.

En un comunicado firmado por Sagee Ben-Zedeff, director de producto, Facebook asegura que los estudios de mercado son útiles para que las empresas diseñen mejores productos, y añade, a modo de lo que parece una justificación velada, que desde principios de este año decidieron enfocarse en programas de investigación que incluyan una recompensa para los participantes.

“Estamos conscientes de que las expectativas de la gente, cuando deciden participar en programas de investigación de mercados, han cambiado, y precisamente por ello hemos diseñado esta aplicación, para cumplir con tales expectativas. En ese sentido estamos ofreciendo transparencia, compensación a todos los participantes, así como la promesa de mantener su información a salvo y segura”, se lee en el comunicado.

Para participar, la red social publicará una serie de anuncios animando a sus usuarios, mayores de edad, a participar en su programa de investigación de mercados. Al hacer click sobre ellos, los voluntarios podrán registrarse y, en virtud a la información proporcionada y su perfil, si son elegidos, recibirán una contraseña con la que podrán descargar la aplicación Study for Facebook de la Google Play Store (por el momento el programa está dirigido únicamente a la plataforma Android).

Una vez hecho lo anterior, los usuarios recibirán información acerca de cómo funciona la app y los datos que deberán suministrar a la misma, tras lo cual deberán confirmar su participación. Y, esta vez sí, Facebook aclara que los voluntarios deberán ser mayores de 18 años, que todos recibirán una compensación económica por hacerlo (no se especifica qué cantidad) y que disponen de total libertad para retirarse en el momento que lo deseen.

La información que Study for Facebook recopilará se ciñe a las aplicaciones que están instaladas en el teléfono de los usuarios, el tiempo que las utiliza, el país, la red y el dispositivo que utilizan, así como los nombres utilizados por los usuarios en cada aplicación. Ben-Zedeff asegura que no se recopilarán contraseñas, nombres de usuarios y mucho menos mensajes, videos o fotografías, y que la información recabada no será vendida a terceros, pero si la historia nos ha enseñado algo en tiempos recientes, es que deberíamos desconfiar de esta afirmación.

Por lo pronto, si algo bueno tiene todo esto, es el hecho de que Mark Zuckerberg y Facebook están pidiendo consentimiento a sus usuarios para hacer lo que antes hacían con secrecía, cinismo e impunidad. Eso y el que, además, están dispuestos a pagar por ello.

Study for Facebook estará disponible en un principio en los mercados de Estados Unidos e India, y un poco más tarde se expandirá a otros países.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO