COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(Estados Unidos) Facebook se vio en la obligación de salir a negar una serie de rumores que apuntaban a prácticas espurias en el manejo de la información privada de los usuarios de WhatsApp, su más publicitada adquisición reciente.

Uno de los mitos más extendidos a escala internacional afirma que, a partir del próximo 1 de abril, todas las fotos y videos de WhatsApp serían compartidas en una carpeta pública de Facebook. La información está basada en declaraciones apócrifas atribuidas a Mark Zuckerberg, presidente ejecutivo de la mayor red social del planeta.

Otra versión indicaba que se aproximaba la inclusión de publicidad en WhatsApp en un intento de monetizar la aplicación. El mismo Jan Koum, CEO del servicio de mensajería instantánea, aseguró que se trataba de una hipótesis absurda que insultaba la inteligencia.

Asimismo, debieron contrarrestar otro dicho que aseguraba la inminencia de una versión de WhatsApp para PCs y tabletas, cuando la prestación sólo se conduce mediante números de teléfono móvil y no perfiles creados. Bajo este disfraz, también se han diseminado algunos archivos ejecutables en Internet que resultan ser amenazas informáticas.

La vicepresidenta Global de Soluciones Publicitarias de Facebook, Carolyn Everson, enfantizó en una entrevista reciente con la publicación española CincoDías que su compañía considera fundamental la confianza de sus usuarios y que WhatsApp mantendrá su modelo de negocios una vez concretada la compra.

En ese sentido, sostuvo que no incluirá publicidad y seguirá costando cerca de un dólar al año.

¿Quién se beneficia con esta campaña de desinformación? La resistencia que genera la política de administración de datos de Facebook y su vinculación con el escándalo de espionaje revelado por Edward Snowden ha provisto a los servicios de mensajería rivales la posibilidad de incorporar a millones de suscriptores decepcionados de WhatsApp.

Hasta que no se concrete la transacción y los soldados de Zuckerberg revelen el grado de integración al que apuntan, es previsible que las teorías conspirativas sigan encontrando su camino hacia nuestras pantallas. 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO