COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El pasado 9 de julio, Finnovating, consultora española especializada en tecnología e innovación, reunió a cerca de 50 presidentes y fundadores de empresas de tecnología financiera de Europa e Iberoamérica en la ciudad de Bogotá, Colombia, para dialogar sobre los retos y tendencias que presenta el ecosistema fintech a nivel mundial.

Fundary —empresa mexicana que ofrece instrumentos de inversión al público en general y crédito a PyMEs a través de crowdlending, es decir, préstamos entre personas— fue una de las dos empresas que representaron a México en la segunda edición de Fintech Unconference, llevado a cabo en la región América Latina. La primera edición de 2019 se realizó el pasado mes de abril en la Ciudad de México.

Uno de los principales análisis, en este encuentro privado entre los principales CEOs de startups y corporaciones del sector, fue el impacto que han tenido las fintech en la región América Latina. México es el país con mayor número de emprendimientos, con una cifra cercana a 400; mientras que Colombia estima que cuenta con 112 empresas de tecnología financiera en el país.

A nivel de desarrollo, hay una semejanza entre México y Colombia:

  • 57% de los emprendimientos están en etapas tempranas, es decir, desarrollo de modelo de negocio, plataformas o Minimum Viable Product (MVP).
  • 35% están en etapa de crecimiento.
  • Tan sólo 8% se encuentran en expansión, internacionalización y consolidación.

Además, el 90% de las empresas fintech en la región emplean menos de 50 personas. Mientras que 2 de cada 3 trabajan en soluciones dirigidas a otras empresas financieras (B2B), y el resto ofrecen servicios al usuario final. Pese a ello, México ha destacado en este sector y lleva una importante delantera, que le ha permitido posicionarse como referente para la región.

Uno de los grandes objetivos para las empresas basadas en tecnología es poder llegar a nuevos mercados, sin embargo, todos los participantes en el evento, coincidieron en que hay retos claros que sortear para lograrlo:

  • Regulación: En este sentido, la Ley Fintech ha colocado a México como punta de lanza, y ha puesto lo necesario para que empresas fintech mexicanas puedan alcanzar lo necesario para facilitar su internacionalización.
  • Cultura: La relación de los usuarios con el dinero es diferente en cada país, y un modelo de negocio requiere adaptarse a las necesidades de cada mercado. Sin embargo, adaptar plataformas puede representar un reto para los emprendedores.
  • Tecnología: Cada país cuenta con distintos métodos de transferencia de fondos y conectividad entre bancos.
  • Legales: Hay una falta de profesionales y abogados expertos en el tema para brindar soporte a una fintech en su deseo de internacionalización.

“Las fintech de la región tienen un amplio camino que recorrer para alcanzar sus metas de negocio. En ese sentido, México ha logrado posicionarse a la cabeza de esta ola de innovación en términos de soluciones tecnológicas eficientes, certeza a nivel regulatorio y expertos que buscan transformar al sector financiero” comenta Marcelo de Fuentes, director general de Fundary.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO