COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Desde hace varios años nos venimos adaptando a una transformación en hábitos y actividades que jamás imaginamos podrían cambiar, y que este año, además nos demostró que se podían hacer de forma diferente y 100% digital. Para hacer mercado, pagar servicios o solicitar créditos ya no es necesario acercarse a puntos de atención u oficinas, sino que a través de aplicaciones podemos organizar todas nuestras finanzas y hacer pagos o compras.

Esto además, ha permitido que más personas puedan acceder a servicios financieros. De acuerdo con las cifras de la banca de oportunidades, en junio de 2020, 31 millones de adultos tenían al menos un producto financiero formal, lo que representa un incremento de cerca de 1.6 millones en el último semestre. Por esta razón, debemos profundizar en educación financiera virtual, para que todos podamos tener experiencias satisfactorias en la forma en la que nos relacionamos con los servicios digitales, pero sobre todo,  garantizar que las operaciones que hacemos sean seguras y eficientes.

Ver más:  Google sale a pelear de lleno en el mercado fintech con sus cuentas “Plex”

Según los expertos de AlphaCredit, la empresa de tecnología que brinda servicios financieros, una de las líderes en su clase y con mayor crecimiento en Latinoamérica, la misión va más allá de incluir a las personas con algún producto financiero u ofrecer infraestructura tecnológica, se trata de rodear toda una cultura digital integral que se comprometa en formar a los clientes, contribuir en su crecimiento económico y  generar confianza en el manejo de servicios financieros digitales.            

Para la empresa estos son los 5 consejos a tener en cuenta y aprovechar al máximo la tecnología para evitar contratiempos con las finanzas digitales:

·         Claves y usuarios. De memoria y diferentes: Por medio de aplicaciones, se ha logrado reemplazar las formas tradicionales como el papeleo, las firmas, huella o acercarse a una oficina para hacer transacciones. Sin embargo, al hacer estas nuevas transacciones 100% digitales, los usuarios también tenemos una responsabilidad. Es importante crear un usuario y una contraseña que sean fáciles de recordar, pero que a su vez tengan cierta complejidad para descifrar. Por esta razón, los expertos recomiendan evitar información personal, tales como: nombres propios, número de identificación, o fechas especiales.

Ver más: ¿Nace Claro Bank?

·         Acceder a tu cuenta por medio de una red segura: una de las ventajas que tienen las fintech es la posibilidad de realizar solicitudes de crédito 100% digitales. Esto les permite a los usuarios pedir créditos y realizar los procesos de otorgamiento de créditos desde cualquier lugar. Sin embargo, los expertos recomiendan no acceder desde redes inalámbricas públicas o sitios de internet y siempre cerrar la sesión cuando se haya terminado, incluso aun estando en una red propia.

·         No guardar contraseñas en navegadores y aplicaciones financieras: la tecnología ha representado una mejoría de procesos para ahorrar tiempo y distancias. La multiplicidad de plataformas y la necesidad de contar con una contraseña distinta para cada una se convierte en algo muy fácil de olvidar. Entre esas ayudas está la de guardar contraseñas en los navegadores. No obstante, los expertos advierten que los usuarios a veces desconocen el manejo del almacenamiento de claves y contraseñas; por tal razón se vuelven blanco fácil de los ciberdelincuentes. Por lo tanto, recomiendan sí o sí, memorizar sus claves para transacciones financieras. Otra solución puede ser guardando estas contraseñas en aplicaciones o programas que permiten blindar el acceso con un password como, por ejemplo, en hojas de cálculo o  un editor de texto configurando la opción que exija introducir una contraseña para acceder a la información. Siempre es más fácil recordar una clave que muchas.

·         Sitio web correcto: A pesar de la apuesta en inteligencia artificial para mejorar los servicios, es muy usual que los ciberdelincuentes utilicen páginas fraudulentas muy similares a las reales. Por esta razón, es recomendable verificar el nombre de la barra de direcciones para comprobar si es fiable la página o no. De igual forma, Aunque todo sea digital, es necesario crear un respaldo que garantice y pruebe la transacción realizada por medio de capturas de pantalla u otro registro visual  de la transacción.

·         Autenticación de identidad: actualmente, a la hora de solicitar algunos servicios financieros digitales es necesario realizar una autenticación de identidad. Esto, para el usuario es una forma de garantizar que el servicio que está solicitando es seguro y evita el papeleo que antes se necesitaba. Para los expertos, esta es una forma en la que las personas puedan acceder a un crédito de forma rápida y segura en cualquier lugar.

La tecnología no debe generar temores, por el contrario, si se usa de forma adecuada y segura, puede facilitar el día a día de las personas y aprovechar mejor el tiempo, que antes se utilizaba haciendo largas filas en oficinas al momento de cumplir con las obligaciones financieras.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO