COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En esta contingencia resulta cada vez más importante acatar la distancia social y evitar lugares concurridos para reducir la propagación de contagios, sobre todo en adultos mayores quienes representan la población más vulnerable y se han enfrentado al reto de acceder a sus servicios financieros sin salir de casa. En ese sentido, las FinTechs se presentan como una opción novedosa que les permite evitar riesgos.

Según un análisis de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las personas de edad avanzada son las que corren mayor riesgo, sobre todo si padecen enfermedades previas, por lo que es necesario incrementar sus medidas de seguridad e higiene y evitar salir a la calle, lo que representa un problema para que reciban dinero en efectivo o hagan pagos,  si se considera que, según el Estudio sobre los Servicios Financieros de los Usuarios de Internet en México 2019, del 75% de usuarios de internet que poseen algún servicio financiero, sólo 19% son adultos mayores a 55 años.

Hacer pagos y operaciones bancarias es una de las posibles razones por las que la generación que tiene entre 52 y 71 años se vea obligada a salir, y es aquí en donde la tecnología puede convertirse en una aliada. Aunque esta generación no es nativa digital, no se muestra renuente a usar servicios tecnológicos, pues según datos recolectados por BuzzStream, en Latinoamérica el 40% de los baby boomers usa su tablet para conectarse a Internet, consumir noticias y comunicarse con sus familiares.

Sin embargo, las plataformas tradicionales poco intuitivas, sumado a la falta de confianza que existe en el uso de la tecnología financiera, el desconocimiento de los servicios y de su funcionamiento ha limitado la incursión de este sector poblacional en la banca digital.

Este panorama representa una oportunidad para las FinTech como Cuenca, cuyos beneficios como disponibilidad 24/7 sin salir de casa, facilidad de uso, seguridad del servicio e higiene al evitar el manejo de efectivo y lugares concurridos como el cajero automático, se presentan como una opción viable y certera para ayudar a proteger la salud de los adultos mayores.

Estos servicios están al alcance de todos, por lo que sólo se necesita ayudar a superar la tecnofobia y mostrar la facilidad de acceder a una cuenta financiera digital en menos de cinco minutos, pues más allá de la comodidad que representa, se trata de una medida preventiva de protección a la salud.

“En el sector FinTech buscamos impulsar de manera constante la inclusión financiera de toda la población y en estos tiempos de contingencia sanitaria mostramos el valor de nuestros servicios al ayudar a preservar la salud de todos. Es muy importante la colaboración para reducir la brecha digital y permitir a las generaciones más grandes disfrutar de los beneficios que las nuevas tecnologías nos brindan”, puntualizó Matin Tamizi, CEO de Cuenca.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO