COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Fitbit, la firma especialista en ponibles, ha presentado dos dispositivos dirigidos a clientes corporativos, que no se venderán directamente al consumidor.

La empresa ha comunicado que los dispositivos podrán adquirirse “tan solo a través de corporaciones, mutuas médicas y seguros sanitarios y programas de bienestar asociados con Fitbit, y de los clientes de sus organizaciones, participantes y miembros”.

En paralelo con su negocio de registradores de actividad para consumidores, un mercado actualmente no muy boyante, Fitbit se ha dedicado a impulsar su presencia en aplicaciones de salud para empresas. La firma cuenta con dicho sector, y con un negocio de relojes inteligentes en pleno crecimiento, para compensar la mediocre rentabilidad de sus pulseras para ejercicio físico.

Previamente, la firma había observado la existencia de oportunidades en la gestión continuada de la salud, un área con muchas posibilidades tanto en el sector empresarial como en el de provisión de servicios médicos, y que exige la adopción de soluciones tecnológicas (tanto dispositivos como servicios auxiliares).

Los nuevos productos de Fitbit son el Inspire y el Inspire HR. Este último, a diferencia del anterior, monitoriza la frecuencia cardíaca. Ambos ofrecen funcionalidades básicas de seguimiento, como por ejemplo las de actividad y sueño.

Parece que dichos dispositivos se hallarían entre los más baratos de Fitbit, pero no se ofrecen al consumidor y no tienen precios públicos. Probablemente se ofrecerán descuentos por cantidad.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO