COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Un análisis realizado sobre una muestra de 682.000 usuarios de aplicaciones identificó 24.093 modelos de smartphones diferentes con el sistema operativo de Google. Un año antes la cifra era de 18.796 y en 2013 de 11.868.

Además de la cantidad de modelos de teléfonos inteligentes, que se duplicó en dos años, la investigación reveló que existen 1.294 fabricantes diferentes. Del total, 1.000 no existían en 2012.

El estudio, realizado por OpenSignal, indica que Samsung mantiene el liderazgo en cuota de mercado, aunque bajó un poco su participación: del 43% de 2014 al 37,8% actual. El modelo más popular es el Galaxy S III. Cabe destacar que los números corresponden a la base instalada de usuarios de la aplicación de la firma investigadora.

La investigación también destaca la evolución de las especificaciones de los aparatos Android. De 2012 a 2015, el tamaño de la pantalla promedio pasó de 4,2 pulgadas a 4,6. Por su parte, la memoria RAM se duplicó de 0,6 a 1,2 GB. En el mismo periodo de tiempo, la disponibilidad de NFC subió del 9% al 30%.

La fragmentación presenta tanto ventajas como desventajas. Por un lado, permite que exista una infinidad de combinaciones de hardware y software para el consumidor. Justamente esta libertad permitió que aparecieran tantos jugadores en el ecosistema, que impulsó una mayor competencia y una caída en los precios.

Sin embargo, el dolor de cabeza es para los desarrolladores, a quienes les resulta prácticamente imposible probar una aplicación de manera adecuada en tantos modelos. Las pruebas terminan concentrándose en los smartphones más populares, por lo que siempre hay riesgos de bugs cuando se corre la app en modelos menos conocidos.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO