COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En la “Ciudad del Alzheimer”  no habrá médicos ni enfermeros con batas blancas. Los doscientos especialistas que trabajarán y vivirán también allí irán vestidos con ropa de calle y, además de atender a las necesidades médicas de los residentes, realizarán un estudio constante del avance de la enfermedad en cada uno de ellos.

Esta ciudad construida en las afueras de la ciudad de Dax, situada en la región de Nueva Aquitania, en el suroeste de Francia es una villa edificada en un terreno de doce acres, con un coste que se estima que rondará los 24 millones de euros, que se convertirá en la residencia de pacientes que sufren esta enfermedad.

Hasta el día de hoy no hay ningún tratamiento que cure o que detenga el avance de la enfermedad por lo que algunos especialistas sugieren que mantener una actividad física y social constante ayuda a mejorar las funciones cognitivas del paciente en las primeras fases de la enfermedad.

El objetivo de esta ciudad va por dos caminos. El primero de ellos es comprobar esa teoría y ver si el avance de la enfermedad es más lento en los pacientes que vivan en la villa. Mientras que el segundo objetivo es brindarles un entorno cómodo y alegre que les permita pasar unos buenos años antes de que el deterioro causado por la enfermedad sea devastador.

Está previsto que esta ciudad la cual contará con cines, tiendas y cafeterías abra sus puertas en 2019 y que de cobijo a unos 120 pacientes.

El futuro podrá demostrar si este modelo experimental logra mejorar el curso de la enfermedad y podrá, de ser así, replicarse en otros lugares del mundo.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO