Donald Trump, presidente de EE.UU. y Emmanuel Macron, presidente de Francia
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, advirtió este jueves de que la Unión Europea debe prepararse a imponer ella también sanciones en caso de no conseguir alcanzar rápidamente un acuerdo sobre la disputa comercial con Estados Unidos.

A todo el mundo le debe quedar muy clara una cosa. Si las sanciones estadounidenses se mantienen y no conseguimos un acuerdo global entre Estados Unidos y la UE, que deseamos y hemos solicitado de nuevo, la UE debe prepararse para responder ella también con sanciones“, dijo.

No hay ninguna razón para que la UE sea víctima de sanciones cuando se ha puesto en conformidad total con las reglas de la Organización Mundial del Comercio. Deseamos un arreglo rápido de ese contencioso. Si no lo hubiera, la UE debe estar preparada para responder de forma firme y conjunta”, añadió.

¿Podrán las mayores economías del mundo no irse a la quiebra?

Merkel, la encargada de sacar a Europa de la crisis

FMI prevé una recesión global más profunda de lo esperado

El ministro constató que Francia se sigue viendo afectada en sectores “absolutamente estratégicos” para su economía, como el aeronáutico o el vitícola.

“Recuerdo que Airbus se puso en conformidad total para preparar la vía a ese arreglo definitivo del contencioso. Deseo que podamos encontrar cuanto antes una solución”, añadió Le Maire, que subrayó que esa disputa “dura desde hace meses” y penaliza las exportaciones con destino a Estados Unidos.

La respuesta de Francia se sucedió luego que ayer Estados Unidos haya anunciado que mantendrá los aranceles que impuso desde octubre de 2019 a la Unión Europea (UE) por la disputa que los países mantienen ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre las ayudas que España, Francia, Alemania y el Reino Unido entregaron a Airbus hace más de 15 años. Washington seguirá cobrando tasas a diversos productos importados por un valor de 7.500 millones de dólares al año, por lo que considera como compensación al daño hecho a la industria aeronáutica estadounidense. El impuesto afecta principalmente a Alemania, Reino Unido, Francia y España, especialmente al sector del vino y el aceite.

La Oficina de Comercio explica que a partir del 1 de septiembre hará varios cambios en la lista de productos: quitará algunos de Grecia y el Reino Unido, pero compensará su valor agregando al listado productos de Francia y Alemania. También mantendrá las tasas del 15% para los bienes del sector de la aviación civil y del 25% para el resto de los productos, entre los que están quesos, jaleas, vinos, licores y aceitunas. Los productos españoles no han sufrido ninguna modificación.

La Unión Europea y sus Estados miembros no han tomado las acciones necesarias para cumplir con las decisiones de la OMC”, dijo este miércoles Robert Lighthizer

, el representante comercial de Estados Unidos. Washington acusó en 2004 ante la OMC a los Gobiernos europeos de que estaban entregando créditos a Airbus para la producción de sus aviones con intereses muy por debajo del mercado. El organismo internacional le dio la razón a EE UU y concluyó que la UE perjudicó los intereses estadounidenses en la industria aeronáutica.

Lighthizer ha asegurado que su país sigue sentado en la mesa de negociaciones con la UE para resolver la disputa. “Estados Unidos comenzará un nuevo proceso con la Unión Europea en un esfuerzo por llegar a un acuerdo que remedie la conducta que perjudicó a la industria de la aviación y a los trabajadores estadounidenses y garantizará la igualdad de condiciones para las empresas estadounidenses”, añadió en un comunicado. Hasta ahora, Washington ha rechazado al menos cuatro propuestas de Bruselas para zanjar el tema, según informa Bloomberg.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO