COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Francia presionará para que la Unión Europea adopte un marco regulatorio sobre las criptomonedas similar al que trajo la semana pasada a nivel nacional, convirtiéndose en el primer país importante en hacerlo, dijo el lunes el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire.

La semana pasada, el parlamento francés aprobó una ley del sector financiero que incluía reglas destinadas a tentar a los emisores y comerciantes de criptomonedas a establecerse en Francia al otorgarles algún reconocimiento oficial, al tiempo que se asegura que el país pueda gravar sus ganancias.
“Propondré a mis socios europeos que establezcamos un marco regulatorio único sobre crypto-activos inspirado en la experiencia francesa”, dijo Le Maire en París en un evento sobre tecnología blockchain. “Nuestro modelo es el correcto”.
El nuevo proyecto de ley de criptomoneda del gobierno francés, el primero de su tipo adoptado por una nación importante, permitirá a las empresas que deseen emitir nuevas criptomonedas o intercambiar las existentes para solicitar una certificación.
En la mayor parte del mundo, las criptomonedas aún no están reguladas o están totalmente prohibidas.
La certificación será otorgada por el regulador del mercado francés para aquellos que la deseen, y los emisores, comerciantes, custodios e inversionistas deberán pagar impuestos sobre las ganancias que obtienen de esos valores.
El objetivo es establecer un mercado en París para las compañías que recaudan capital de esta manera, permitiendo a Francia tomar parte de la expansión del negocio y, al mismo tiempo, supervisar un nicho al que algunos temen que sea un objetivo para los especuladores.
La Comisión Europea ha lanzado recientemente un estudio de viabilidad sobre cómo regular los mercados de criptomonedas, aunque no se espera ninguna legislación al menos hasta finales de 2019, ya que el mandato de la administración actual está terminando.
En los mercados no regulados, donde no se aplican reglas, los inversores quedan totalmente desprotegidos si las cosas se ponen feas.
Bajo las propuestas regulatorias de Francia, las autoridades verificarían quiénes están detrás de la emisión de una nueva moneda o una plataforma comercial, y verificarían los planes de negocios de las compañías y las reglas contra el lavado de dinero.
Los requisitos específicos que deben cumplir las empresas para obtener el sello de aprobación regulatorio aún están por definir por decretos gubernamentales.
La certificación brindará a los inversionistas garantías básicas contra el fraude directo, pero no los protegerá contra pérdidas.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO