COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Luego de la renuncia de Dick Costolo y la posterior designación de Jack Dorsey como CEO permanente de Twitter, la red social ha estado en el centro de todas las miradas para ver cómo serán sus pasos de ahora en más.

La compañía necesita captar el interés y la confianza de los inversores, quienes desde la salida a la bolsa de la firma, dos años atrás, se han visto bastante decepcionados con los resultados obtenidos.

[blockquote align=”right”]En un año, Twitter duplicó los puestos de trabajo, mientras que la cantidad de usuarios apenas creció un 50%.[/blockquote]

Pero aún no hay indicios de una recuperación financiera; y si bien una de las primeras jugadas de su CEO, tal como anticipó TyN, fue Project Lightning, las acciones han caído este lunes un 6,81% luego de los anuncios sobre un despido masivo de empleados.

Esto se suma al desplome 14,1% en la Bolsa de Nueva York que había sufrido unos meses atrás luego de reconocer que no espera un crecimiento sostenidos de usuarios por un tiempo, que es la principal meta de la plataforma de microblogging.

Según el medio tecnológico Recode, la compañía tiene demasiados empleados para lo que necesita actualmente y por eso esta semana se anunciarían los despidos. Al finalizar el último trimestre, Twitter contaba con 4.200 trabajadores, frente a los 2.000 que tenía en junio del año pasado. Esto muestra que se han duplicado los puestos de trabajo, mientras que la cantidad de usuarios apenas ha crecido un 50%.

Twitter acaba de confirmar en un comunicado que se trata del 8% de su personal, lo que supone reducir unos 336 puestos de trabajo. La mayoría de los despidos se producirán en los departamentos de producción e ingeniería. Su objetivo es reducir costos.

Respecto a esto, el CEO dijo que “Estamos dando un paso adelante con la reestructuración de nuestra plantilla, de modo que podremos colocar a la compañía en una senda más robusta de crecimiento”.

La respuesta de los inversores ayer, cuando se comenzaron a conocer estos rumores negativos de la empresa, fue una fuerte venta de las acciones de la red social, que al cierre de la bolsa habían caído un 6,81%, con lo que llegaron a los 28,75 dólares.

Al parecer, la situación de Twitter no se arreglará con algunos despidos, como consideraban muchos de los que están dentro de la red social para quienes el camino más rápido para alcanzar las expectativas de los accionistas e inversores empieza por reducir el tamaño de su equipo. Será un camino mucho más largo el que tendrán que recorrer para lograr sus objetivos.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO