COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Una batalla de titanes industriales se perfila como el Android versus iOS de los procesos de fabricación. La alemana Siemens y su rival estadounidense General Electric se dedican a desarrollar la plataforma definitiva de cloud computing para Internet de las Cosas Industrial.

La cuestión es quién va a crear y dominar un ámbito de la tecnología que promete convertirse en la columna vertebral de la automatización industrial y proporcionar montañas de datos, desde inventarios de piezas hasta el seguimiento de productos tiempo después de su compra.

GE, Siemens y una constelación de otras compañías pretenden reinventar la fabricación al permitir a las empresas de todos los tamaños aprovechar las plataformas digitales que conectan cada etapa de la cadena de valor, desde el diseño hasta la producción y el mantenimiento.

Básicamente, el IoT industrial (IIoT) trata de conectar y utilizar los datos de punta a punta.

Utilizando una nueva generación de sensores incorporados, las empresas están descubriendo cómo realizar conversaciones digitales con sus equipos industriales y con productos como robots, turbinas, bombas y drones. Los sensores permiten a los fabricantes recolectar datos y enviar instrucciones.

IIoT es un mercado de rápido crecimiento, que  podría valer más de US$ 150.000 millones en tres años, según la firma de investigación Markets & Markets. El mundo de las aplicaciones industriales implica menos inversiones corporativas de mayor tamaño, pero más especializadas.

El éxito de las plataformas dependerá de su apertura a la cooperación con marcas rivales y aplicaciones especializadas, como en los teléfonos inteligentes. Los sistemas requieren muchos “copropietarios”, dijo Roland Busch, director de tecnología de Siemens al WSJ.

Uno de ellos es Microsoft, que tiene acuerdos con Siemens y GE para vincularse con su plataforma cloud de Azure. Otros manejan tareas muy específicas dentro de montañas de datos industriales.

“¿Cuál es el punto de saber que una cañería va a romperse si no sabes dónde está la cañería?”, dijo Nils Herzberg, jefe de estrategia global de IoT en el proveedor alemán de software empresarial SAP, cuyo software es compatible con múltiples sistemas.

Siemens y GE compiten para agregar socios y ganar industrias, desde la atención de la salud a la generación de energía. La plataforma Predix de GE tiene más de 300 sociedades.

Siemens, que ha anunciado oficialmente seis alianzas para su plataforma MindSphere, dice que casi 100 más están en proceso. Busch reconoció que la plataforma de Siemens es menos abierta que sus rivales, pero dijo que pronto será tan abierta como cualquier otra.

La plataforma de GE tiene una ventaja temprana porque ya es más compatible con otras nubes, dicen los expertos. Decenas de empresas ya están construyendo aplicaciones en ella. Los diseñadores de aplicaciones abarcan desde empresas tecnológicas hasta empresas industriales de la vieja guardia, como la alemana Robert Bosch. Esta empresa y GE acordaron recientemente hacer que sus plataformas de nube y software relacionado sean interoperables.

Aunque GE ha liderado la apertura de la plataforma, Siemens está por delante en el campo relacionado de la automatización de la fábrica, de acuerdo con analistas de Jefferies LLC. Siemens ha automatizado muchas de sus propias fábricas y produce unidades robóticas para automatizar otras.

Siemens y GE también han estado compitiendo para ampliar el atractivo de sus plataformas digitales comprando capacidades de software. Ambas compañías anunciaron el año pasado adquisiciones de empresas estadounidenses de tecnología.

Desde Industrial Internet Consortium, una organización con sede en Estados Unidos que incluye GE y Siemens, dijeron que estos rivales están por delante de otros en el diseño de plataformas y que poseerán gran parte del mercado.

El nicho cloud de SAP

Mientras General Electric y Siemens compiten por el liderazgo en plataformas de cloud computing de Internet de las Cosas Industrial, un ganador ya parece ser el proveedor alemán de software empresarial SAP.

La base de datos analítica HANA de la compañía -utilizada por muchas compañías para gestionar procesos de negocio como la planificación de recursos y la gestión de la cadena de suministro- ha surgido como un importante bloque para las empresas industriales que desean vincular algo como la gestión de costos a las máquinas de la fábrica.

Siemens construyó MindSphere directamente sobre la arquitectura de HANA y utiliza algunos aspectos de la plataforma IoT de SAP, mientras que GE y SAP están trabajando para hacer que HANA sea interoperable con Predix para beneficiar a los clientes compartidos. Bosch tiene una colaboración similar con SAP.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO