COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

General Motors (GM) anunció (26.11.2018) el cierre de siete plantas de producción en todo el mundo y la eliminación de varios modelos de berlinas en Norteamérica, lo que afectará de forma directa a al menos 14.500 trabajadores, en unas medidas que calificó de necesarias para garantizar su futuro.

GM informó hoy por sorpresa de la clausura de tres plantas de montaje en Norteamérica (la canadiense de Oshawa, y las estadounidenses de Detroit-Hamtramck y Lordstown) y de dos de producción de motores y transmisiones en Estados Unidos (Baltimore y Warren). Aunque esas cinco plantas no cerrarán técnicamente, durante 2019 cesarán su actividad y no se les asignará producción.

Coches híbridos, eléctricos y camiones

Según la compañía, la decisión se adoptó para garantizar el flujo de efectivo y para adaptarse a las “condiciones cambiantes del mercado y a las preferencias de los clientes”. GM espera una caída en la venta de vehículos tipo sedán y se centrará en los coches híbridos y eléctricos y en los camiones.

A finales del próximo año, el gigante automovilístico cancelará la producción en otras dos plantas situadas fuera de Norteamérica, sobre las que no ha ofrecido más detalles, ya que lo hará próximamente. Estos cierres se suman al ya conocido de la planta de montaje de Gunsan, en Corea del Sur.

La empresa aspira a que los recortes reduzcan los costes en unos 4.500 millones de dólares (3.970 millones de euros) hasta 2020. Los mercados recibieron bien la noticia y las acciones de GM subieron en un primer momento más de un 7 por ciento.

Trump critica a General Motors

Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, criticó duramente la decisión de GM y le exigió encontrar un automóvil que “venda” lo suficiente como para retomar su actividad en el estado de Ohio, clave en términos electorales.

En declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca, Trump dijo que habló con la presidenta de GM, Mary Barra. “Hablé con ella y expresé el hecho de que no estoy contento con lo que hizo. ¿Saben? Estados Unidos salvó a General Motors, y que ella saque la compañía de Ohio no es bueno. Pero creo que pronto volverán a poner algo allí”, aseguró Trump.

El presidente se refería a la planta de montaje de Lordstown en Warren (Ohio), una de las cuatro instalaciones que GM planea cerrar en Estados Unidos, junto a otras dos en Michigan y una, en Maryland.

Fuente: DW

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO