COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

General Motors construirá una fábrica en San Francisco y eventualmente agregará a 1.100 empleados para trabajar en vehículos autónomos. Se trata de una expansión importante de la presencia de GM en Silicon Valley, ya que compite con otros fabricantes de automóviles para liderar la carrera por automóviles auto conducidos.

GM dijo que invertirá US$ 14 millones en el proyecto, que ampliará la sede de su subsidiaria Cruise Automation. La startup, adquirida por GM en marzo de 2016, está desarrollando el software que sirve como el centro neurálgico para sus futuros vehículos autónomos.

GM invierte unos US$ 150 millones por trimestre en el desarrollo de vehículos autónomos. La compañía prueba cerca de 50 autos eléctricos Chevrolet Bolt en San Francisco, Scottsdale, Arizona y el suburbio de Detroit. Los datos de los reguladores de California indican que Cruise registró cerca de 16.000 kilómetros de conducción autónoma en carreteras de California, detrás de Waymo de Alphabet, que más de un millón de kilómetros.

El desarrollo de software hecho Cruise se está integrando con el centro masivo de ingeniería de GM en Detroit, aunque los ejecutivos de la compañía dicen que han tenido cuidado de mantener la operación de la startup como entidad independiente para mantener su mentalidad innovadora.

Los grandes fabricantes de automóviles buscan cada vez más en Silicon Valley la experiencia de software necesaria en la conducción autónoma. En febrero, Ford Motor adquirió la propiedad mayoritaria de Argo AI, una empresa de inteligencia artificial. Ford dijo que invertiría US$ 1.000 millones en la compañía durante cinco años.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO