COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El estallido de la crisis desatada por el coronavirus salpicó inicialmente a Apple por los problemas en la cadena de suministros de componentes para la fabricación de sus iPhone. A medida que la pandemia se globalizó, el alcance ha ido en aumento, y según Goldman Sachs, acabará reduciendo notablemente sus ventas.

La firma de inversión estadounidense prevé un descenso trimestral de las ventas de su producto estrella, los iPhone, del 36% debido al bloqueo de la actividad y al impacto de la crisis en el poder adquisitivo de los consumidores.

Esta última circunstancia provocará un creciente descenso en el gasto de sus clientes. Según Goldman, aunque los usuarios se mantengan fieles a los productos de la marca de la manzana, mantendrán durante más tiempo sus iPhone y optarán por modelos más económicos en el momento de renovar sus móviles.

Esta misma semana Apple anunció el regreso al mercado de la gama media con su iPhone más barato. El nuevo iPhone SE (2020) se venderá en España desde 489 euros.

Los analistas de Goldman Sachs revisan a la baja su recomendación sobre una de las mayores empresas cotizadas por capitalización (1,25 billones de dólares al cierre de ayer) desde ‘neutral’ hasta ‘vender‘, y reducen su precio objetivo hasta los 233 dólares por acción, un 19% por debajo del cierre de ayer en Wall Street.

A pesar de las caídas sufridas en los desplomes registrados durante la crisis desatada por el coronavirus, Apple acumula una revalorización superior aún al 40% en los 12 últimos meses.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO