Mark Zuckerberg, CEO de Facebook.
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La aparición de Libra, la nueva moneda digital que quiere lanzar Facebook, ha creado un vivo debate entre los inversores y ejecutivos de la City londinense. Mientras algunos creen que esta iniciativa no pasará de ser un nuevo sistema de pago -aunque de gran alcance por los 2 billones de usuarios de la red social-, otros opinan que acabará convirtiendo a Facebook en un duro competidor para los bancos, o incluso hablan de que Libra podría reemplazar en el futuro las divisas tradicionales, transformando el sistema monetario.

Rana Yared, directora general de Goldman Sachs encargada de las inversiones de esta entidad en firmas de tecnología financiera (fintech), afirmó hace días en Londres que la ofensiva de Facebook y otros gigantes digitales como Google o Apple en el sector bancario puede verse limitada por la estricta regulación existente.

“La gran pregunta que deben hacerse las grandes compañías tecnológicas es hasta dónde quieren llegar en servicios financieros antes de empezar a verse sometidos a la supervisión de 70 reguladores de banca en Estados Unidos y de otros muchos en el resto de países”, dijo Yared en una conferencia organizada por Wharton Business School.

Por el momento, según esta ejecutiva, Facebook, Apple o Google parecen optar por quedarse fuera del campo de actuación de esos organismos, firmando alianzas para que “sean los bancos quienes al final muevan el dinero, aunque esas firmas pongan la cara ante el cliente, pero sin llegar a pedir licencia bancaria”.

En el caso de Libra, Facebook ha creado una red de acuerdos y mecanismos de control con múltiples socios para no tener (al menos oficialmente) el dominio del nuevo sistema de pagos. “Habrá que ver si los supervisores no empiezan a endurecer su escrutinio”, señaló George Karibian, fundador y director de Paymentsense, en el mismo acto. Analistas de UBS han indicando que Libra podría acabar llevando a un “WhatsApp Bank”, en referencia a la aplicación de mensajes de Facebook.

Marcus Treacher, director de clientes de Ripple (firma que ha creado una infraestructura para transferencias instantáneas de dinero), indicó que su expectativa es que Facebook, Apple o Google vayan ofreciendo distintos sistemas de pago a sus usuarios, pero utilizando una red de soportes común para todo el sistema financiero. De una opinión similar es Karibian: “Las empresas deberán aceptar todos los medios de pago de sus clientes, no podrán decir éste si pero esos dos no los acepto”.

Alastair Lukies, cofundador de Motive y embajador del Gobierno británico en el sector ‘fintech’, se mostró escéptico sobre los planes de Facebook. “El consumidor de la calle está más tranquilo usando una moneda respaldada por el banco central y con los depósitos garantizados. En el sector fintech, en lugar de ver quién tiene la idea más complicada, deberíamos centrarnos en facilitar la vida al consumidor”.

Rana Yared apuntó dos ámbitos en los que la tecnología puede reforzar el sector bancario en Europa. Por un lado, considera que la existencia de entidades de diverso alcance en cada país (regionales, nacionales e internacionales) podría facilitar la integración de los sistemas de soporte en una sola infraestructura común, gestionada por operadores tecnológicos independientes.

En segundo lugar, la ejecutiva de Goldman cree que existe un gran campo para mejorar los servicios bancarios a las pymes en el Viejo continente, mediante la integración y mejor procesamiento de de sus datos (como los ritmos de facturación o pagos a proveedores) para conocer mejor sus necesidades de financiación.

Fuente: Expansión de España

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO