COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(Reino Unido) Google intenta eludir un proceso judicial por violación a la privacidad en el Reino Unido argumentando que la corte no tiene jurisdicción para decidir sobre las imputaciones planteadas.

En la demanda, un grupo de usuarios británicos afirma que el gigante de Internet colocó ilegalmente cookies en Safari (el navegador de los dispositivos Apple) para facilitar su acceso a información sensible y personal de millones de internautas locales. De acuerdo a sus representantes, la compañía estadounidense violó la Ley de Protección de Datos británica de 1998 y la Directiva 2009/136/EC de la Unión Europea.

Sin embargo, la multinacional aduce que cualquier procedimiento legal en su contra debe realizarse en Estados Unidos, donde tiene su sede principal (en la ciudad de Mountain View). De hecho, Google acordó pagar US$ 17 millones a 37 estados norteamericanos por las mismas acusaciones que ahora emanan de los tribunales de Londres.

Una de las demandantes, la editora Judith Vidal-Hall, considera que el intento de cambiar la jurisdicción es arrogante e inmoral, en vista de los numerosos intereses comerciales de la empresa en el Reino Unido.

Anthony White, abogado de Google, sostiene que los querellantes enfrentarán muchas dificultades debido a la complejidad técnica que acarrea comprobar sus denuncias y que la hipotética recompensa financiera sería escasa.
 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO