COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Douglas Eck, líder del equipo en San Francisco, California, es el encargado de llevar adelante este proyecto, siendo la clave del mismo el aprendizaje.  Han probado muchas técnicas diferentes de aprendizaje de máquinas, incluyendo redes neuronales recurrentes, redes neuronales convolucionales, métodos variacionales, métodos de entrenamiento adversarial y aprendizaje de refuerzo, siendo estas diferentes técnicas para aprender, por ejemplo, a  generar algo nuevo.

Con todas estas técnicas han enseñado al  algoritmo de NSynth, que utiliza redes neuronales para sintetizar nuevos sonidos, en notas generadas por diferentes instrumentos. El algoritmo SketchRNN fue entrenado en millones de dibujos a partir del Quick, Draw!. “Nuestro algoritmo de música más reciente, Performance RNN fue entrenado en presentaciones de piano clásico capturado transpolado a uno moderno. Me gustaría que los músicos fueran capaces de entrenar modelos fácilmente en sus propias creaciones musicales, luego divertirse con la música resultante, mejorarla aún más” dice Eck.

Actualmente los  algoritmos aprenden en forma automática, en lugar de usar reglas codificadas. “También creo que ha habido un mayor enfoque en el uso de las computadoras como ayudantes de la creatividad humana en lugar de como una tecnología de reemplazo, como lo hacemos nosotros y Sony en  “Daddy’s Car” (una canción compuesta por computadora  inspirada por los Beatles y elaborada por un productor humano)”continúa.

La música generada por la inteligencia artificial sorprende día a día tanto a los músicos como a los que trabajan para lograr que la misma aprenda.” Realmente me sorprendió lo expresivas que fueron las composiciones cortas de Ian Simon y el reciente algoritmo Performance RNN de Sageev Oore. Debido a que se capacitaron en interpretaciones reales capturadas en MIDI en pianos Disklavier, su modelo fue capaz de generar secuencias con realismo y dinámica”, refiere Eck.

En el futuro queremos que Magenta se inserte en áreas relacionadas con el diseño, para proporcionarles a los arquitectos y diseñadores nuevas herramientas de trabajo.

Eck cree que los humanos y las máquinas pueden trabajar juntas para generar cada vez mejores procesos creativos, pensando en ellas como herramientas que aumenten nuestra creatividad.

“Me encanta pensar en Magenta como una guitarra eléctrica. Rickenbacker y Gibson electrificaron las guitarras con el propósito de ser bastante ruidosas para competir con otros instrumentos en el escenario. Jimi Hendrix y Joni Mitchell y Marc Ribot y San Vicente y un millar de otros guitarristas que empujaron este instrumento para superarlo por encima de todo lo conocido en ese momento con el retuning, distorsionando, doblando cadenas, con el uso de pedales de efectos, etc. No importa cuán rápido avance la máquina en términos de modelos generativos, los artistas trabajarán más rápido para superar los límites de lo que es posible allí también”, concluye Eck

 

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO