COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las grandes tecnológicas quieren acaparar otro mercado: el de los pagos a través de los smartphones. Quieren convertir cada teléfono en una billetera electrónica con la cual abonar cualquier compra en cualquier comercio. La última movida fue la de Google, que acaba de anunciar su sistema Android Pay, pero sólo funcionará hasta el momento en EE.UU.

De acuerdo con la empresa, Android Pay funciona con cualquier teléfono con Android 4.4 (o superior) que posea un chip NFC, una tecnología que permite intercambiar información al posar el smartphone sobre un lector, como las tarjetas electrónicas de transporte público.

El servicio de Google funcionaría con las tarjetas de crédito y de débito de los principales bancos estadounidenses, incluyendo a American Express, Bank of America, Discover, Navy Federal Credit Union, PNC, Regions Bank, y U.S. Bank. Citi Bank y Wells Fargo se incluirán en algunos días, y en algún período más largo también lo hará Capital One.

Con respecto a los comercios adheridos, Google apuntó que estarán disponibles los principales comercios y cadenas de restoranes, como McDonalds’s, SubWay, Pepsi, Macy’s, Coca Cola, Chevron, Staples y Office Depot, entre otros. A fin de año, Android Pay también podría pagar dentro de apps y usar las ofertas y programas de fidelización con comercios seleccionados.

No obstante, Google no la tendrá fácil. Apple ya tiene su servicio activo (Apple Pay) desde hace más de un año, pero el peor competidor puede venir desde el propio ecosistema Android: Samsung prepara su propio servicio, que puede funcionar tanto con un chip NFC (de hecho, todos los teléfonos están empezando a incorporarlo) y con el sistema de banda magnética. Virtualmente, puede funcionar en cualquier comercio, tenga o no infraestructura para aceptar pagos con NFC.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO