COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Google ha comenzado a eliminar algunos resultados del buscador cumpliendo con la reglamentación europea conocida como “derecho al olvido”.

Aprobado en mayo por el Tribunal Supremo de la Unión Europea, este derecho le concede a un ciudadano la posibilidad de pedirle a Google que retire de los resultados de búsqueda los links en los que aparezca su nombre.

El caso es después de poner en marcha una herramienta, disponible en varios idiomas, mediante la cual el usuario puede pedirle al gigante tecnológico eliminar los resultados que consideraba perjudiciales para su persona, la empresa recibió en menos de un mes 41.000 peticiones para esto.

En el mismo formulario, la compañía avisa que evaluarán cada solicitud de forma individual e intentarán buscar un equilibrio entre los derechos de privacidad de los usuarios y el derecho del público a conocer y distribuir información.

“Estamos cumpliendo con las peticiones de retirar información que hemos recibido”, afirmó un portavoz de Google el jueves pasado para confirmar el estado de la situación. “Es un nuevo proceso para nosotros. Cada petición tiene que ser atendida de forma individual y estamos trabajando lo más rápido posible para atender la cola de solicitudes”, añadió.

La realidad es que este acontecimiento marca una nueva etapa para Internet, lo que se puede enfocar desde diversos puntos de vista. Por un lado, analizar cuál es la responsabilidad de los intermediarios, como lo es Google. La empresa aclaró desde un comienzo que ellos no son responsables del contenido en donde está el nombre de las personas, solo de los links que aparecen en el buscador.

Y por otra parte está en juego la cuestión de la privacidad de la información, un tema prioritario desde que el ex analista de seguridad estadounidense Edward Snowden reveló detalles de unos programas de vigilancia masiva de los Estados Unidos que implicaba a ciudadanos y mandatarios europeos.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO