Fotografía: TyN MAGAZINE
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Hay alianzas que se antojan impensables y, sin embargo, dados los intereses de la industria tecnológica, son perfectamente posibles y en ocasiones, incluso, hasta ideales. Una de éstas estaba teniendo lugar hace unos meses hasta que, por esos exabruptos que el actual inquilino de la Casa Blanca tiene un día y al siguiente también, simplemente se desvaneció. Involucraba nada más y nada menos que a Google y a Huawei.

De acuerdo a una nota publicada en el portal online The Information, ambas compañías estaban embarcadas en el proyecto de una nueva bocina inteligente, que simplemente se quedó inconcluso tras el veto impuesto por Donald Trump a la multinacional china cuya sede se localiza en la ciudad de Shenzhen, en la provincia de Cantón.

La colaboración entre ambas empresas fue suspendida durante el pasado mes de mayo, luego de que Trump, aludiendo a razones de seguridad nacional, señalase que Huawei trabajaba de manera muy estrecha con el gobierno de Beijing y que, a través de sus teléfonos y su software, podrían conducir operaciones de espionaje en Estados Unidos.

La bocina, que estaría alimentada por el Google Assistant, estaba dirigida a mercados situados fuera de China, entre los que se encontraba, por supuesto, Estados Unidos, país en el que se proyectaba comercializarla vía online. Huawei tenía la intención de presentarla en el IFA Berlín 2019, esto de acuerdo a un empleado de la compañía asiática que pidió no ser citado por su nombre.

“Trabajamos con Google en este proyecto durante un año y progresamos mucho. Repentinamente todo se detuvo”, dijo el empleado anónimo a The Information.

El desarrollo de esta bocina inteligente no es la primera colaboración en la que Google y Huawei se han visto involucradas, de hecho, han trabajado en conjunto en diversos proyectos, sin más, es de todo mundo conocido que los teléfonos de Huawei tienen incorporada la plataforma Android y sus relojes inteligentes funcionan con el sistema operativo diseñado por Google para los dispositivos portables.

La bocina inteligente que desarrollaban ambas compañías apuntaba a diversificar sus intereses y a extender la colaboración a otros ámbitos. Pero, ya se sabe, llegó Trump y dijo: “No más”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO