COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los robots médicos chinos enfrentan a sus rivales extranjeros

En en 2015, el cirujano Tian Wei se encontró con una de las cirugías ortopédicas más desafiantes en su carrera de 30 años. Un paciente de 43 años que sufría de adormecimiento progresivo en las extremidades de su lado derecho durante 14 meses, causado por una deformidad en sus vértebras cervicales superiores.

El paciente necesitaba una cirugía para implantarle un tornillo que ayudará a sostener las vértebras del cuello, una cirugía muy compleja ya que cualquier pequeño error podría conducir a la parálisis o a una hemorragia potencialmente mortal. El Dr. Tian, quien es presidente del Hospital Jishuitan de Beijing, decidió hacer la cirugía, pero con la ayuda de otro “cirujano”.

Asistido por el robot Phecda, la operación se completó en una hora. Este robot-cirujano está dotado de un sistema visual 3D de alta definición que puede “ver” la estructura ortopédica interna y con su “mano” opera dentro de un margen de error de 0,8 milímetros.

Desarrollado por la empresa de equipos médicos Beijing Tinavi con la ayuda del Hospital Jishuitan, el robot Phecda forma parte del esfuerzo que las compañías médicas chinas hacen para superar a sus rivales extranjeros, pecisamente cuando el uso de robots en el país está listo para despegar, debido, entre otros factores, al envejecimiento poblacional.

Los robots médicos chinos han sido concebidos dentro de la estrategia Made in China 2025 que promueve la fabricación de productos de gama alta.

“Ésa fue la primera cirugía de las vértebras cervicales superiores que es asistida por un robot”, afirmó Tian. “Phecda es más preciso que sus homólogos extranjeros y su costo es menor”.

Phecda, robot-cirujano de tercera generación desarrollado por Tinavi, está listo para ser comercializado este año después de haber obtenido la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de China.

Los fabricantes de robots médicos chinos como Tinavi se han propuesto eclipsar a las compañías extranjeras, tanto en precio como en calidad. Se beneficiarán de una amplia demanda, ofrecerán un sólido respaldo a las políticas y sus productos serán una proeza de fabricación.

Para el 2050, el 30 por ciento de la población china (400 millones) tendrá más de 60 años, frente al 11 por ciento actual, aseguran fuentes oficiales.

“El creciente número de personas mayores ofrecerá una cantidad considerable de casos clínicos. Las empresas pueden aprovechar una enorme base de datos para acelerar la investigación y el desarrollo”, destaco Zhang Songgen, presidente de Tinavi.

En abril, China reveló su plan que aspira para el 2020 lograr vender más de 30.000 millones de remimbi (4.400 millones de dólares) en robots de servicio doméstico.

“Dentro de la estrategia de robotización social, los robots médicos son una parte importante del ambicioso objetivo”, concluye Zhang.

 

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO