COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Mientras el mundo y la Argentina se mueven hacia la erradicación del efectivo como forma de pago y la consolidación de la banca electrónica como vías hacia la formalización de la economía e inclusión financiera, Mastercard, la compañía de tecnología dentro de la industria de pagos globales que fomenta estas prácticas, enseña cuáles son las ventajas del uso de las tarjetas de débito para las compras de todos los días.

Para la compañía, el uso de efectivo fomenta a la economía informal y disminuye la transparencia. Esta práctica además resulta en una menor recaudación impositiva, un menor ingreso per cápita, y un mayor nivel de corrupción. Se estima que, en todo el mundo, se gastan 16 billones de dólares en efectivo al año en las economías en negro e informales –dinero que no puede ser gravado ni rastreado.

Por contrapartida, la evolución hacia la banca electrónica y el uso cotidiano de tarjetas de débito y crédito para realizar pagos, genera beneficios reales y visibles. Hoy en día los países del mundo se encuentran en un largo proceso para eliminar completamente de circulación el efectivo. Entre las muchas ventajas que soportan esta decisión hay razones medioambientales (son innumerables los recursos naturales que se gastan a la hora de imprimir billetes, además de la contaminación que producen los camiones de caudales, por ejemplo); económicas (imprimir billetes y acuñar monedas, aunque suene raro, cuesta plata); y legales (fomenta la transparencia en las transacciones, la base para una economía en blanco), entre otras.

“La erradicación del efectivo es beneficiosa tanto para la cadena de retail como para el consumidor y es el vehículo para lograr la formalización de la economía y la inclusión financiera de toda la población. Sin embargo, no basta con fomentar los pagos electrónicos, es igualmente importante crear todo un ecosistema financiero para llevar a cabo esta transición”, comenta Martín Lang, Country Manager de Mastercard Argentina.

“Por ejemplo, se debe hacer un esfuerzo para formalizar las pequeñas y medianas empresas que son clave como motor económico, ya que su formalización tendría un impacto enorme en el desarrollo de todo el sistema financiero. Otro elemento a tener en cuenta es apoyar el desarrollo de la infraestructura tecnológica para que entidades, comercios y otros puedan recibir tarjetas y pagos electrónicos. En este sentido, la reciente oficialización de la medida de la AFIP en Argentina, que establece la obligatoriedad del Posnet en comercios y monotributistas es un paso necesario hacia la bancarización, formalización e inclusión financiera”, añade.

Algunos beneficios del uso de la tarjeta de débito para el consumidor:

Comodidad: es posible pagar con tarjeta de débito en cualquier momento del día, todos los días y a cualquier hora, sin la necesidad de tener un cajero automático cerca para tener algo de plata en el bolsillo.

Seguridad: como consecuencia de lo anterior, no es necesario tener efectivo para realizar las compras, lo que radica en una buena medida de seguridad personal.

Organización de los gastos: cada movimiento que se realiza con la tarjeta de débito queda registrado, lo que nos permite llevar un control día por día de nuestras cuentas y estado financiero general. Es una gran herramienta para quienes estén buscando ahorrar u organizar sus compras.

 

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO