COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(América Latina) Esta tendencia creciente a la opticalización no sólo se percibe en la construcción de nuevos Datacenters, en los cuales se instalan la mayor cantidad posible de vínculos en fibra óptica, sino también en los ya existentes que están realizando migraciones de manera paulatina.

Aquellos Datacenters en los que ya están instalados los cables de cobre, se están reemplazando la infraestructura de manera progresiva, es decir, a medida que van adquiriendo nuevos clientes o incorporando equipos lo hacen directamente con fibra óptica.

El objetivo principal de la opticalización del Datacenter tiene que ver con sacar toda la infraestructura de telecomunicaciones y la interconexión de servidores y de switches, eliminar el cobre y cambiarlo por instalaciones con fibra óptica.

Entre los beneficios que reporta la opticalización de Datacenter, tanto los proveedores de servicios como las empresas que cuentan con centros de datos propios destacan que esta tendencia impacta directamente sobre la superficie física de los Datacenters porque contribuye al ahorro significativo de espacio.

La cantidad de metros cuadrados de un Datacenter es muy valiosa. Con el sistema de fibra óptica se obtiene una alta capacidad para tener mayor densidad de conexiones por m2. Esto quiere decir que si normalmente en un puerto de cobre hay una conexión, en un puerto de fibra se pueden tener hasta 24 o 48 conexiones en un mismo espacio físico. Por lo que en un solo rack se puede tener en fibra óptica la misma densidad de conexión de casi 10 o 15 racks.

Además, la opticalización genera ahorro en la infraestructura de telecomunicaciones. El primer ahorro que se genera tiene que ver con la utilización de rutas dentro de los Datacenters, las bandejas, los ductos y las canalizaciones por donde van a pasar los cables.

A la hora de pensar en la construcción de un nuevo Datacenter o en realizar cambios importantes de funcionamiento, se debe considerar la posibilidad de opticalizarlo y en este sentido, se recomienda realizar un estudio de retorno de inversión y de costo de propiedad que incluya todo aquello que se va a implementar o instalar y, fundamentalmente, sus costos de mantenimiento.

El costo de mantenimiento en fibra óptica es mucho menor al que requiere una infraestructura de cobre. Adicionalmente, si la infraestructura está correctamente diseñada de manera modular y permite proyectar crecimiento, también los costos de movimiento, adiciones y cambios son más bajos que con una infraestructura de cobre. Si bien hay que hacer un estudio para cada caso puntual que permita medir cuál es el impacto real, hay casos en los que se experimentan ahorros de hasta un 40%.

Por Diego Martín, Gerente Comercial de Furukawa para Mercosur
 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO